ALIMENTACIÓN A LO LARGO DE LA VIDA

Marie Cecile Thijs, Mint Ice (Hielo de menta). Cortesía de la artista.

por Raquel Pérez de León
imágenes de Marie Cecile Thijs

PARA MANTENER NUESTRA SALUD, ES IMPORTANTE CONOCER LOS NUTRIENTES QUE NUESTRO CUERPO NECESITA EN CADA ETAPA DE LA VIDA.

Cuidar nuestra alimentación es importante para prevenir enfermedades, lograr el bienestar y rendir bien durante todas nuestras actividades del día. En cada etapa de la vida nuestro cuerpo tiene requerimientos específicos que debemos cubrir para poder mantenerlo saludable.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define como alimentación saludable a aquella que aporta los nutrimentos esenciales y la energía que cada persona necesita para mantenerse sano: proteínas, hidratos de carbono, grasas, agua, vitaminas y minerales. La nutrición es importante para todos, pero existen recomendaciones específicas en relación con cada grupo de edad.

En cada etapa de la vida nuestro cuerpo tiene requerimientos específicos que debemos cubrir para poder mantenerlo saludable.

Marie Cecile Thijs,  Adriaan van Raab van Canstein I. Cortesía de la artista.

Marie Cecile Thijs,  Decanting of Wine in Blender (​​Decantación de vino en licuadora). Cortesía de la artista.

Marie Cecile Thijs, Goat Cheese & Red Fruit (Queso de cabra y frutos rojos). Cortesía de la artista.

Etapa

Necesidades nutricionales

Recomendaciones

Primer año de vida

El lactante tiene requerimientos nutricionales superiores, pues debe cubrir de manera muy rápida las necesidades fisiológicas para crecer, madurar y desarrollarse.

La OMS recomienda que la lactancia materna inicie en la primera hora de vida y se mantenga de manera exclusiva hasta los seis meses de edad, y no más allá de los dos años.

La alimentación complementaria debe iniciarse a partir de los seis meses.


Preescolar (del primero al sexto año de vida)

Disminuye la velocidad de crecimiento con respecto al primer año. Se desarrollan los dientes y hay un avance psicomotor del cuerpo. Los infantes exploran más el mundo que les rodea, sin prestar mucho interés en su alimentación, por lo que es preciso vigilar que mantengan un crecimiento y peso adecuado.

Cinco comidas al día.

Es mejor servirles poco y que ellos pidan más si así lo quieren.

Que aprendan a comer de todos los grupos de alimentos.

No obligarlos a comer ni insistir cuando ya estén satisfechos.

Propiciar un ambiente de comida agradable.


Escolar
(6-12 años de edad)

El crecimiento es constante, pero más lento que en los años anteriores. Los huesos se alargan y los músculos crecen. Aprenden de los hábitos de alimentación que los padres les transmiten.

Ofrecer al menos un alimento de cada grupo en cada tiempo de comida: verduras y frutas, cereales, leguminosas y alimentos de origen animal.

Que desayunen antes de irse a la escuela y además se lleven un lunch preparado en casa.

Establecer horarios de comidas.

Procurar comer en familia.

Motivarlos a participar en la preparación de los alimentos.

Adolescencia

Incrementan las necesidades de macro y micronutrimentos, pues en esta etapa acaban de desarrollarse estructuras y características corporales. Ambos sexos registran la máxima velocidad de crecimiento, tanto de estatura como de masa corporal por lo que, si la alimentación no es adecuada, pueden sufrir deficiencias. Algunas recomendaciones:

  • Mantener el hábito de desayunar antes de salir de casa.
  • Tener precaución con las dietas de moda o patrones estrictos de alimentación que, si no se realizan con apoyo de un profesional, pueden perjudicar la salud.
  • Que consuma lo que se prepara para toda la familia.
  • Incluir al menos cinco porciones de fruta y/o verdura al día para lograr un adecuado aporte de fibra.
  • Beber de dos a tres litros de agua al día.
  • Favorecer la práctica de actividad física.

Marie Cecile Thijs, Dancing Plates Rijksmuseum (Platos danzantes Rijksmuseum. Cortesía de la artista.

Marie Cecile Thijs, Soup of the day (Sopa del día). Cortesía de la artista.

La OMS define como alimentación saludable a aquella que aporta los nutrimentos esenciales y la energía que cada persona necesita para mantenerse sano […].

Etapa adulta

El adulto joven va de los 18 a los 40 años de edad y el maduro de los 40 a los 60. En este último grupo es importante cuidar el aporte de calcio y vitamina D para prevenir la osteoporosis, pues es muy común, sobre todo en las mujeres. Se recomienda:

  • Evitar el exceso de azúcar en cualquier forma: harinas, bebidas azucaradas, pan dulce, galletas y golosinas.
  • Preferir los hidratos de carbono saludables, como: tortilla de maíz, pan integral, avena y leguminosas (frijoles, habas, lentejas, garbanzo).
  • Incluir alimentos de origen animal bajos en grasa, al menos en las tres comidas principales: huevo, pollo, carne, pescado.
  • No pasar más de cuatro horas sin alimento.
  • Incluir frutas y verduras como colación a media mañana y a media tarde.
  • Preferir las grasas vegetales como el aguacate y el aceite de oliva.
  • Practicar al menos 30 minutos de ejercicio al día.
  • Es común comer por razones emocionales, si es así, buscar apoyo de un profesional.

Marie Cecile Thijs, Taster of Michelin (Catador de Michelin). Cortesía de la artista.

Adulto mayor

En esta etapa la alimentación debe seguir con las pautas de la dieta correcta. Sin embargo, debe ser fácil de preparar, ayudar a estimular el apetito y de fácil masticación y digestión. Estas son algunas situaciones que se pueden presentar:

Anemia

Disminuye la absorción de hierro por falta de ácidos estomacales. Consumir carne roja y verduras de hoja verde de manera regular.

Mala digestión

Se reduce la capacidad de digerir los alimentos.

Estreñimiento

Para resolverlo se recomienda consumir alimentos ricos en fibra, agregar aceite de oliva a las ensaladas y/o verduras, incrementar el consumo de agua y hacer ejercicio.

Ateroesclerosis

Es una enfermedad en la que se acumulan placas de grasa en el interior de las arterias, lo que disminuye la irrigación de sangre a todo nuestro cuerpo. Se previene incrementando el consumo de grasas vegetales, haciendo ejercicio, y evitando el exceso de grasa animal.

Marie Cecile Thijs es una reconocida fotógrafa neerlandesa. Su estética recibe la influencia de los grandes maestros de la pintura, una sensibilidad contemporánea, una mirada viva y una comprensión profunda de la belleza para capturar retratos, seres y creaciones de nuestra vida cotidiana mediante una lente exquisita que arroja nueva luz sobre ellos y eleva nuestro entendimiento del mundo. Su obra forma parte de la colección de The Rijksmuseum Amsterdam, Museum Rotterdam, The Museum of Photographic Arts (MOPA) de San Diego y el Museo Nacional de Historia y Arte de Luxemburgo (Mnha), entre otros. www.mariececilethijs.com | Instagram @mariececilethijs

[mpc_divider preset="preset_0" width="30" content_type="icon" content_padding_divider="true" content_padding_top="0" content_padding_right="10" content_padding_bottom="0" content_padding_left="10" content_padding_css="padding-top:0px;padding-right:10px;padding-bottom:0px;padding-left:10px;" icon="eti eti_pencil" icon_color="#9f8f9e" icon_size="24" lines_color="#9f8f9e" lines_weight="2"]

Raquel Pérez de León García es una nutrióloga apasionada del ejercicio y ultramaratonista. Egresada de la Escuela de Dietética y Nutrición del ISSSTE y Maestra en Nutrición Deportiva por la Universidad del Valle de México y Escuela de Estudios Universitarios Real Madrid. Twitter @raq_nutriologa | Instagram @nutriologaraq.

error: Contenido protegido !!