VISITA A TIERRA DE ANIMALES

por Verónica Arriola Barrios

La grandeza de una nación y su progreso moral pueden ser juzgados según la forma en que tratan a sus animales.

Mahatma Gandhi

INTEGRANTES DE CAMPUS CANCÚN VISITARON EL SANTUARIO TIERRA DE ANIMALES PARA AYUDAR EN LA MANUTENCIÓN DEL LUGAR Y LLEVARSE UNA LECCIÓN ÚNICA SOBRE LA GRAN RESPONSABILIDAD QUE IMPLICA EL CUIDADO A LOS ANIMALES.

El pasado 25 de febrero tuve la oportunidad de asistir con el grupo de Fuerza H a una visita guiada a Tierra de Animales (TDA). Para quienes no conocen este lugar, se trata de un santuario temporal para aquellos animales que no pueden sobrevivir en las calles. La mayor parte de ellos son caninos que han sido abandonados por sus dueños o han nacido en la calle, pero por maltrato o por algún accidente, se ven en la necesidad urgente de ser auxiliados.

Fuimos guiados por el lugar, y así pudimos conocer a los caninos de la sección de “veteranos”, que acababan de recibir un baño, así como a un grupo de cerdos que descansaban acurrucados bajo las sombras de los árboles, a un par de caballos blancos, tortugas, gatos, guajolotes, gallinas y gallos, gansos, cabras, borregos y hasta una vaca. Hubo algo que llamó mucho mi atención: la tranquilidad de los animales. Si llegas a darte una vuelta por el santuario advertirás un ambiente de tranquilidad extrema. Podrás ver a los gatos deambular como si nunca hubiesen conocido la violencia de la mano del hombre, así como a una hilera de aves echadas en el camino de tierra que observan a los borregos. Aparte del paseo, nos permitieron ayudar, quitamos piedras en la sección donde tienen a “Clarita”, una vaca, un par de cabras, borregos y otros animales, para que pudieran transitar y descansar mejor.

Si bien la labor de este santuario es honorable, no se puede dejar de lado que éste no sería necesario si tuviéramos más conciencia y respeto por los animales. Tener una mascota requiere casi de tanta responsabilidad como mantenernos a nosotros mismos o a un integrante más de nuestra familia. Se requiere de alimento, vacunas, esterilización (en caso de no poder garantizar que las crías acabarán con una persona que los quiera y cuide de la misma manera), atención, cariño, juego, disciplina, un lugar digno para vivir y descansar (en espacio y limpieza), aparte de tiempo para salir a pasear (si la especie lo requiere) y mucho respeto. En muchas ocasiones, debido a nuestro egoísmo o ignorancia, olvidamos que los animales no están para nuestro entretenimiento. Ya es mucho poder recibir su compañía, y debemos entender que, al igual que nosotros, también necesitan de un lugar para vivir con tranquilidad.

Los fundadores y colaboradores de TDA tienen una ardua labor todos los días y, sin duda, necesitan del apoyo de la ciudadanía en general. Al ser una fundación, se sostiene mediante donativos.

Si defiendes esta noble causa, te invitamos a que entres a la página de TDA para más información. De esta manera podrás visitar el lugar y colaborar limpiando, bañando a los perros, adoptando a algún animal o donando dinero que siempre se requiere para poder alimentar las pancitas de tantos habitantes y poderlos cuidar, mientras esperan la llegada de alguna persona o familia que quiera adoptarlos para ofrecerles un hogar.

tierradeanimales.org/about

Verónica Arriola Barrios es corresponsal de Capitel y estudiante de psicología en Universidad Humanitas campus Cancún.

error: Contenido protegido !!