LIBERTAD EN LA CIMA

Bernhard Wörner, Glacier Descent (Descenso del glaciar), 1978. Cortesía del artista. 

por José Ángel González Araujo

EN ALGÚN PUNTO DEL CAMINO NOS VEMOS OBLIGADOS A ACEPTAR QUE LA REALIDAD SUPERA LOS SUEÑOS. PARA CUMPLIR NUESTRO OBJETIVO SE REQUIERE ESFUERZO, DISCIPLINA Y DEDICACIÓN: LA CIMA SÓLO LA ALCANZAN LOS PERSEVERANTES, HOMBRES Y MUJERES CON LOS PIES BIEN PLANTADOS EN LA TIERRA.

Para definir el alpinismo se pueden utilizar diversos conceptos. Esta actividad física requiere cualidades atléticas y experiencia técnica, pero también es la exploración de paisajes fascinantes, la búsqueda de logros personales, compromiso, responsabilidad, conocimiento y respeto, además de solidarias relaciones sociales.

El alpinismo es una disciplina deportiva que implica el ascenso y descenso de altas montañas. Es una práctica deportiva en la que técnicas, habilidades y conocimiento convergen para lograr el objetivo de alcanzar la cima de una montaña. Como todos los deportes, además de un interés de mejora física y disciplinaria, tiene un objetivo de superación personal.

Inicio del sendero
El alpinismo es la madre de todas las actividades deportivas de montañas, pues es la más antigua, además de ser una de las más completas. En el origen, su práctica se relacionaba con la supervivencia, pero a finales del siglo XVIII comenzó a considerarse como una práctica deportiva. El punto de partida fue en Los Alpes, desde la cima más elevada: El Mont Blanc.

En la actualidad, el alpinista debe especializarse cada vez más, porque la práctica exige conocer y actualizarse constantemente para el buen desempeño en la disciplina: esquiar, escalar, conocimientos sobre orientación y navegación terrestre, manejo de equipo, entre otros.

Hacia la cima
El alpinista que logra llegar a la cima es el que ha dedicado tiempo y esfuerzo a su entrenamiento; su personalidad y perseverancia lo impulsan a hacer algo distinto. Sobran los deseos y las buenas intenciones si no hay un esfuerzo físico y una disciplina para alcanzar la cima.

Algunos alpinistas han coincidido en decir que “la vida feliz está en la altura”, y hacen una analogía de la vida y la montaña, pues ambas están llenas de caminos y precipicios, en los que hay que avanzar paso a paso hacia la cima. Ascensión física y moral.

Estas características excepcionales, sus antecedentes históricos y culturales, lograron que desde 2009 el alpinismo fuera considerado como Patrimonio Cultural Inmaterial por la UNESCO, de valor humano, social excepcional y universal.

Especialidades

12 especialidades son las que componen al alpinismo: Media montaña, alta montaña, senderismo, expediciones, escalada deportiva, escalada clásica (en roca o hielo), esquí de travesía, barranquismo, media maratón de montaña, maratón de montaña y duatlón.

Es una práctica deportiva en la que técnicas, habilidades y conocimiento convergen para lograr el objetivo de alcanzar la cima de una montaña.

 

Bernhard Wörner, Glacier Wilderness (Desierto glaciar), 1977. Cortesía del artista.

Bernhard Wörner, Summit Exhilaration (Regocijo en la cumbre), 1982. Cortesía del artista.

El decálogo del alpinista

  1. Planifica las rutas con detalle. Estudia el recorrido para llevar ropa adecuada y suficiente comida y bebida. Verifica también el tiempo atmosférico previsto.
  2. Lleva el calzado adecuado. No escatimes en comprarte unas buenas botas cómodas y adecuadas para montaña. El material y la calidad son importantes.
  3. Sé valiente, pero no temerario. No intentes rutas que superen tus posibilidades. No arriesgues de más, necesitas ser prudente y no ir solo a la montaña. Siempre avisa a dónde vas.
  4. Sé buen compañero. Comparte tus alimentos, material y conocimiento. Tus compañeros son lo más importante que llevas contigo. Otros montañistas habrán hecho hitos de piedra para marcar el camino; no los destruyas y los que veas caídos, reconstrúyelos.
  5. Respeta la naturaleza. Cuida el entorno, las plantas, animales y cuerpos de agua. Tu basura llévala contigo y si encuentras alguna en el camino, recógela.
  6. Aprende técnicas de orientación. No dependas del GPS, nunca está de más conocer la brújula básica y el mapa.
  7. Mantén una buena condición física. Haz ejercicio y come bien, aunque no tengas planeado visitar la montaña pronto. Resistirás mejor las rutas y podrás enfrentar contratiempos si te encuentras en buenas condiciones.
  8. Protégete del clima. La ropa para el frío y para la lluvia son indispensables. Utiliza protección solar, gafas de sol y gorra en verano.
  9. Lleva un botiquín de primeros auxilios. Aprende cómo curar lesiones básicas y qué elementos debes llevar.
  10. Lleva un silbato y una navaja. Con el silbato podrás hacer señales acústicas, mientras que con la navaja podrás solucionar diversos contratiempos.

Algunos alpinistas han coincidido en decir que ‘la vida feliz está en la altura’, y hacen una analogía de la vida y la montaña, pues ambas están llenas de caminos y precipicios, en los que hay que avanzar paso a paso hacia la cima.

 

Alpinismo desde el sillón

Para conectar de cerca con la experiencia de un alpinista, puedes ver Mountain, Au-Dela Des Cimes y The Wildest Dream: Conquest of Everest, documentales que explican bien esta práctica.

Bernhard Wörner es un fotógrafo amateur de origen alemán. Durante su juventud, siendo miembro destacado del Club Alpino de Alemania, su fotografía se centró en la naturaleza, el montañismo, la escalada extrema y el esquí. Más tarde amplió su fotografía con viajes alrededor del mundo. Su trabajo como fotógrafo se complementa con su profesión principal: un negocio en el campo del Coaching Ejecutivo y la formación empresarial desde hace 20 años. Instagram @bernhardworner

[mpc_divider preset="preset_0" width="30" content_type="icon" content_padding_divider="true" content_padding_top="0" content_padding_right="10" content_padding_bottom="0" content_padding_left="10" content_padding_css="padding-top:0px;padding-right:10px;padding-bottom:0px;padding-left:10px;" icon="eti eti_pencil" icon_color="#c4c4c4" icon_size="24" lines_color="#c4c4c4" lines_weight="2"]

José Ángel Araujo escribe sobre salud y estilo de vida, temas que combina con otras pasiones: cocinar y correr. Empezó a correr por su amor por la comida. Hoy lleva siete maratones. También es guía de corredores con debilidad visual. Instagram @joseangelaraujo

error: Contenido protegido !!