CONCIENCIA CREATIVA. EL DISEÑO IDEALISTA DE HELLA JONGERIUS

Hella Jongerius, Breathing Colour – the Colour Catchers (Colores que respiran: los cazadores de colores) en Design Museum London, 2017. ©Luke Hayes.

por Alejandra Rojo

EL TRABAJO DE LA NEERLANDESA HELLA JONGERIUS APUESTA POR UN DISEÑO BASADO EN LA INVESTIGACIÓN, CUESTIONAMIENTO Y REFLEXIÓN SOBRE LA RELACIÓN DE SU PRÁCTICA CON EL ENTORNO, EL MERCADO Y LA TRADICIÓN. SUS PIEZAS, MARCADAS POR EL USO DE COLOR Y TEXTURAS, PROMUEVEN ANTE TODO EL BUEN DISEÑO Y LA RESPONSABILIDAD SOCIAL.

Si bien se identifica como diseñadora industrial, la polifacética Hella Jongerius no ha permitido que esa denominación le impida explorar otras áreas creativas en las que también ha hecho uso de sus talentos como los textiles. Egresada de la Academia de diseño de Eindhoven fundó el estudio Jongeriuslab actualmente localizado en Berlín, que trabaja para marcas como Maharam, Ikea y KLM.

En colaboración con la crítica de diseño Louise Schouwenberg, planteó un cambio de mentalidad polémico en relación con el diseño mediante el lanzamiento del manifiesto Beyond the new. A search for ideals in design. Ambas hicieron una dura crítica a la obsesión que se tiene por lo nuevo por el simple hecho de serlo. Reprobaron las prácticas en los eventos de diseño, en donde se presentan objetos sin sentido y con un discurso vacío disfrazados de innovaciones. En el manifiesto proponen algo que ha predicado la diseñadora en la práctica, identificar quiénes comparten los mismos valores que ella dentro de la industria y usarlo a su favor para que ocurran cambios de mayor impacto. 

Hella ha sido una diseñadora que busca cuestionarse, que sabe trabajar bien con lo considerado imperfecto o provisional. Se ha mantenido flexible al paso del tiempo al reflexionar sobre los procesos creativos. Para ella el buen diseño tiene una estrecha relación con la investigación. En esta línea, realizó la librería de color y materiales para la empresa suiza Vitra, con la que ha diseñado piezas de mobiliario con altas ventas como el sofá Polder (2005), inspirado en las porciones de tierra que se encuentran en el paisaje neerlandés, combinando texturas y colores en distintas tonalidades con una base formal asimétrica dando una perspectiva actual a su función. 

Su fascinación por el color y las texturas está presente en todos sus proyectos, no sólo ha hecho diseño, sino que tiene una postura firme respecto de éste, su relación con el entorno y su papel en el mercado actual. En 2013 hace un homenaje a las piedras naturales que nos recuerdan el color del ónix, el cuarzo y el jade en combinación con placas de madera contrachapada con una mezcla de capas pulidas de resina transparente y opaca, cuyo resultado son las mesas Gemstone para la  Galerie kreo de París, que rompen con la manera clásica de pensar este objeto.

Hella Jongerius, Gemstone Table (Mesa de piedras preciosas - detalle), 2013. © Jongeriuslab y Galerie kreo.

Un recurso continuo de su trabajo es la combinación de lo tradicional con lo contemporáneo como en los Shippo plates (2007) en los que reinterpreta antiguas decoraciones para la empresa de artículos esmaltados más importante de Japón, Ando Shippo. La empresa buscaba un abordaje modernizado de la artesanía japonesa tradicional y Hella colaboró con los artesanos especializados en realizar dibujos refinados y en el manejo de la delicada técnica en la que se colocan láminas de plata sobre una base de cobre con patrones en esmalte inspirados en formas fantásticas.

En 2017 como parte de la exposición Breathing Colour en el Design Museum de Londres, Jongerius comparte sus investigaciones sobre el color. La exhibición se divide en tres secciones: mañana, mediodía y noche. En la muestra presentó una serie de objetos grisáceos, los Colour Catchers, producto de la combinación de blancos, verdes y rojos, sin el uso del negro. Formas huecas con superficies convexas que permiten apreciar el cambio de color en los objetos, su refracción y la percepción de sombras debido al cambio de iluminación y cómo esto impacta en la manera en la que vemos los colores. 

Las nuevas generaciones de creativos han sido convocadas por Hella a no seguir como único objetivo la rentabilidad económica, sino un porvenir con ideales en el que los usuarios tengan acceso a la mayor calidad posible. Los motiva a reflexionar sobre sus prácticas y a ejercer su labor con responsabilidad social, para convertirse no sólo en creadores, sino en activistas y estrategas. Los diseñadores deben hacer conciencia sobre su compromiso al poner objetos en el mundo, necesitan pensar de manera integral y circular, con una mirada hacia el futuro, mientras aprenden de los clásicos del pasado.  

Hella Jongerius, Polder Sofa XXL verde, 2015. ©Vitra.

Su fascinación por el color y las texturas está presente en todos sus proyectos, no sólo ha hecho diseño, sino que tiene una postura firme respecto de éste, su relación con el entorno y su papel en el mercado actual.

Hella Jongerius, Polder Sofa XXL rojo (detalle), 2015. ©Vitra.

Hella Jongerius, Polder Sofa XXL rojo (reverso), 2015. ©Vitra.

Las nuevas generaciones de creativos han sido convocadas por Hella a no seguir como único objetivo la rentabilidad económica, sino un porvenir con ideales en el que los usuarios tengan acceso a la mayor calidad posible.

Hella Jongerius, Breathing Colour – the Colour Catchers (Colores que respiran: los cazadores de colores) en Design Museum London, 2017. ©Roel van Tour.

Hella Jongerius, Shippo Plates (Platos Shippo), 2007. ©Gerrit Schreurs.

Hella Jongerius, Shippo Plates (Platos Shippo), 2007. ©Jongeriuslab.

Alejandra Rojo es diseñadora industrial por la UAM Azcapotzalco y Maestra de estudios de diseño por CENTRO, se desempeña como consultora creativa, docente y tallerista de pensamiento y técnicas creativas para CENTRO y Dalia Empower.

error: Contenido protegido !!