DISCOVERY CHANNEL: DEMOCRATIZANDO EL AMOR AL PLANETA

por Juan del Cerro

HOY EN DÍA, CON EL CRECIMIENTO DE LAS PLATAFORMAS DE VIDEO, EXISTEN MUCHAS OPCIONES PARA APRENDER SOBRE CIENCIA, NATURALEZA O CUALQUIER OTRO TEMA. SIN EMBARGO, HACE TAN SÓLO UNAS DÉCADAS, UN PROYECTO TELEVISIVO COMO DISCOVERY CHANNEL PARECÍA SÓLO UN SUEÑO. JOHN HENDRICKS, SU CREADOR, REQUIRIÓ DE GRANDES ESFUERZOS PARA CONVERTIRLO EN LO QUE CONOCEMOS HOY.

¿Te imaginas un mundo en el cual no podías encontrar contenido de valor en la televisión?

Ese mundo no es tan lejano, de hecho, antes de 1985, salvo los documentales gubernamentales, no era posible encontrar ningún canal de televisión que difundiera programas sobre ciencia o naturaleza.

Ese fue el sueño de John Hendricks, fan de los documentales, que se propuso llevar ese tipo de contenido a todo el mundo: quiso crear un canal de televisión para que las personas pudieran aprender contenidos de calidad, entretenidos y de alto nivel informativo.

Pero empezar un canal de televisión en 1985 no era como iniciar un canal de YouTube hoy en día, por lo que John Hendricks tuvo que romper varias barreras para lograrlo.

La primera fue la de la inversión. Hoy, el nombre de Discovery Channel es reconocido en todo el mundo, pero antes de su lanzamiento, la poca experiencia de Hendricks en los medios de comunicación hizo difícil conseguir la inversión necesaria. Eventualmente logró que la BBC creyera en él y que invirtiera cinco millones de dólares.

Aunque suene a mucho dinero, para montar las operaciones de un canal se necesitaba mucho más y no sólo eso, era necesario también que las televisoras locales en las diferentes ciudades de Estados Unidos estuvieran abiertas a difundir el canal.

John envió cientos de cartas a todas las televisoras de cable de la época, y para su sorpresa, algunas aceptaron la propuesta. Sin embargo, para mantenerse, Discovery Channel —en aquel momento conocido como Cable Educational Network— tendría que conseguir que los clientes de la TV por cable se suscribieran al canal pagando un monto extra al servicio de cable.

[…] la historia de Discovery Channel y su misión por lograr democratizar la ciencia y el amor por la naturaleza se ha vuelto parte de nuestras vidas. 

El día que lanzó el canal, no tenía idea de la respuesta que tendría, era imposible saber en aquella época cuántas personas sintonizarían el canal antes de que iniciara, así que Hendricks recuerda aquel momento como un gran salto de fe. Por fortuna la idea de un canal educativo logró encontrar algunos curiosos, y fue así como 156 mil personas decidieron aceptar la suscripción y prender la televisión para ver aquel canal nuevo que prometía enseñar cosas nuevas en la comodidad de la tele.

156 mil suscriptores podrían parecer un número ridículo, ya que hay YouTubers y TikTokers que desde su casa con cero inversión cuentan con millones de suscriptores y seguidores, pero en aquel momento fue suficiente para sostener el lanzamiento del canal.

Dado que se habían gastado toda la inversión, John y su equipo no tenían dinero para hacer contenidos originales, así que comenzaron a buscar algunos hechos por otras personas a muy bajo costo; sus primeros programas fueron nada más que de la televisión rusa.

Así fue como en 1985, Cable Educational Network lanzó un canal de televisión para retransmitir contenidos rusos entre las tres de la tarde y las tres de la mañana. En los primeros años, fue complicado mantener el interés de las personas, aunque poco a poco, el canal obtuvo más contenido sobre naturaleza y ciencia, lo que ayudó a aumentar la audiencia.

En una reunión para rebotar ideas sobre qué nuevos contenidos hacer, a alguien se le ocurrió decir: “¡hagamos una semana enfocada en tiburones!”. A todos les encantó la idea y fue así como nació Shark Week.  Este programa no fue sólo una buena idea, sino que ayudó a Discovery Channel a crecer a más de cinco millones de suscriptores para 1990, y posicionarse como uno de los principales canales educativos de la televisión a nivel mundial.

Este éxito inesperado se ha mantenido a tal nivel, que en 2010 se convirtió en una de las series de televisión más largas de la historia, llegando directamente a más de 72 países. De ahí en adelante, la historia de Discovery Channel y su misión por lograr democratizar la ciencia y el amor por la naturaleza se ha vuelto parte de nuestras vidas. No importa si eres fan de Shark Week o de alguno de los programas más famosos como Myth Busters, Planeta Tierra o la Pesca Mortal, hemos aprendido algo gracias al legado de John Hendricks y aquellos que han hecho de Discovery una de las plataformas más populares a nivel mundial.

Hoy, que todos tenemos acceso no sólo a consumir contenidos de todo tipo, sino también a crear contenidos y transmitir nuestro mensaje al mundo, podemos ponernos a pensar ¿qué nos gustaría dejar como legado de aquello que comunicamos? Quien sabe, quizá uno de nosotros pueda inspirar a los demás a tener un mayor amor por nuestro planeta.

[mpc_divider preset="preset_0" width="30" content_type="icon" content_padding_divider="true" content_padding_top="0" content_padding_right="10" content_padding_bottom="0" content_padding_left="10" content_padding_css="padding-top:0px;padding-right:10px;padding-bottom:0px;padding-left:10px;" icon="eti eti_pencil" icon_color="#687f96" icon_size="24" lines_color="#687f96" lines_weight="2"]

Juan del Cerro es fundador de Disruptivo.tv y Socialab México, ganador del Premio Nacional del Emprendedor y LinkedIn TOP Voice. El trabajo que desarrolla está basado en la convicción del potencial del emprendimiento social para resolver grandes problemáticas sociales. Es autor de _¿Qué es el emprendimiento social?, 10 Pasos para ser Emprendedor Social y México 10, emprendedores sociales. Instagram @delcerrojuan

error: Contenido protegido !!