EL DINAMISMO EN LA ADMINISTRACIÓN FRENTE A LA COMPETENCIA

Graham Caldwell, Compound Eye (Ojo compuesto), 2008. Cortesía del artista.

por Oswaldo Sandoval

ANTE UN PANORAMA GLOBAL, ES IMPORTANTE QUE EMPRESAS Y EMPRENDEDORES TOMEN EN CUENTA LA VOLATILIDAD Y EL MOVIMIENTO CONSTANTE DE LOS PRODUCTOS QUE OFRECE LA COMPETENCIA PARA RESPONDER A LAS NECESIDADES CONTEMPORÁNEAS Y NO VOLVERSE OBSOLETOS.

En un mundo globalizado, ya no es suficiente actuar en función del mercado o de nuestro talento interno, es fundamental tomar decisiones dinámicas de acuerdo con las acciones de la competencia. Por tal razón debemos estar preparados para realizar ajustes y marcar el rumbo que más convenga a la organización.

Una empresa necesita dos cosas: espejos y ventanas. Espejos para darse cuenta de las condiciones en que se encuentra, ya que, en ocasiones, las organizaciones no conocen el funcionamiento propio o se pierden en tareas y actividades que no permiten evaluar el desempeño interno, ni ver las áreas de oportunidad; por otra parte, ventanas para percatarnos de lo que sucede “con los competidores”, estar atentos a los cambios e innovaciones de la competencia y receptivos a los movimientos que realizan para estar en sintonía con el ambiente que rodea a la organización.

Dinamismo empresarial se define como capacidad de las empresas cuyas actividades tienen movimiento, generan innovación y están en constante transformación […].

La competencia es cada vez más agresiva […] el ambiente que rodea a las empresas es cambiante […]

La competencia es cada vez más agresiva, las organizaciones buscan la forma de posicionar su marca o sus productos, el ambiente que rodea a las empresas es cambiante, una gran cantidad de organizaciones toman decisiones con base en el personal con que cuentan, el capital invertido, el comportamiento del mercado u otras variables. Lo anterior no está mal si se hace con un criterio equilibrado, sin embargo, es imprescindible tomar en cuenta un factor de suma importancia y que por lo general impacta agresivamente sobre cualquiera de las variables anteriores: la competencia (la rivalidad que existe en la misma industria).

En efecto, lo habitual es sacar los esfuerzos internos, utilizar la cadena de valor e innovar, pero tras convertirnos en la aldea global es indispensable considerar las maniobras de los que intentan acaparar nuestro mismo mercado para actuar de manera invertida, de afuera hacia dentro. De esta manera seremos más estratégicos a la hora de implementar políticas de venta, operación y optimización de recursos.

La alta dirección debe ser lo suficientemente hábil para hacer movimientos que redunden en beneficios para la corporación, cada vez más dinámicos y estar pensados en más de un plano. Si sólo planeamos un escenario, la competencia nos hará trizas. ¿Qué sucede si no funciona el plan A? ¿Y si tampoco el B? La respuesta está sujeta a nuestra capacidad de ser dinámicos en la administración y no sólo adaptarnos a las circunstancias; capacidad de respuesta en periodos muy cortos y poder guiar a la organización en el nuevo camino.

A finales de los noventa y principios de los 2000 existió una gran empresa que innovó en aparatos de telefonía y llegó a dominar el mercado mundial; sus ventas fueron creciendo cada año hasta convertirse en el rey de la telefonía móvil. Creían en sus diseños y en el público al que se dirigían. En aquellos años la competencia también innovó y lanzó al mercado un nuevo modelo que ofrecía más beneficios que poco a poco se convirtió en sensación. Los directivos de la empresa en cuestión no creían que estos nuevos aparatos de comunicación fueran un peligro para su organización, no hicieron cambios y siguieron apostando por su tecnología. Sin embargo, gradualmente empezaron a perder clientes y mercado, cuando finalmente reaccionaron, era muy tarde, su capacidad de respuesta fue muy lenta y la empresa desapareció. Sólo queda el recuerdo de aquella gran marca de celulares que dominó el mundo por un tiempo.

loop_eye_lenses

Graham Caldwell, Untitled - Loop Eye Lenses (Sin título - Lentes de ojo giratorio), 2015. Cortesía del artista.

graham_caldwell_ejecta

Graham Caldwell, Ejecta (Expulsión), 2008. Cortesía del artista.

Dinamismo empresarial se define como capacidad de las empresas cuyas actividades tienen movimiento, generan innovación y están en constante transformación o la hacen posible. Bajo esta perspectiva podemos continuar avanzando o estancarnos como una entidad mediocre incapaz de evolucionar, así como tantas empresas que se han dedicado a manotear mientras se ahogan en un sistema económico cada vez más competitivo y demandante. Por ello, aprendamos a tomar decisiones, estar atentos y con capacidad para tomar resoluciones.

Las empresas deben estar preparadas para tener capacidad de repuesta a los cambios que acontecen día a día, asimilar las mejores prácticas que empaten con su forma de trabajo y adaptarlas al estilo de la organización. Implementar una administración estratégica y planes operativos que la llevarán a permanecer en el mercado, todo ello con la intención de estar alerta y tomar decisiones que ayuden a la organización dentro del mercado donde se desenvuelve.

No es categórico decir que las organizaciones deben estar cambiando constantemente, muchas corporaciones apuestan por sus estrategias, productos y marcas, ellos son líderes en el mercado y quienes marcan la pauta, crean estructuras sólidas que fortalecen la entidad, se concentran en ser los mejores, ofrecen productos únicos con calidad y valor agregado para los clientes, sin embrago, cometen un error si no están atentos al medio externo (la competencia). Por lo tanto, deseo reforzar la premisa: las organizaciones deben compararse, monitorear las acciones que realiza el rival con la intención de valorar y de ser requerido tomar las medidas necesarias para dictar el rumbo de la organización, realizar acciones que mantengan el producto en el gusto y preferencia del cliente, generar ventas y permanecer en el tiempo.

Ventanas donde se observe a las organizaciones, los cambios y acciones que realiza.

Como bien dijo Philip Kotler “Toda compañía debería trabajar duro para que su propia línea de productos quede obsoleta, antes de que lo haga la competencia”.

Graham Caldwell es un artista instalado en Brooklyn. En su trabajo utiliza la calidad transparente y reflejante de los espejos y vidrios para crear esculturas que por un lado nos recuerdan la constante mirada del otro al tiempo que nos enfrentan, desde todos los ángulos, a nuestra propia imagen. grahamcaldwell.com

Oswaldo Sandoval es egresado de la Licenciatura en administración de empresas en la Universidad Autónoma de Baja California y del Master Business Administration (MBA) por CETYS Universidad. Consultor de empresas y maestro de Licenciatura en las materias de bloque administrativo, bloque recursos humanos y liderazgo.

Deja un comentario