¿CÓMO CONSTRUIR VIVIENDA SOCIAL DE CALIDAD DE FORMA RÁPIDA Y ASEQUIBLE?

Imágenes cortesía de New Story. 

por Alfredo Narváez Lozano

EL PROYECTO NEW STORY BALANCEA TALENTO, TECNOLOGÍA Y VOLUNTAD PARA QUE FAMILIAS DE BAJOS RECURSOS EN TABASCO TENGAN ACCESO A UNA VIVIENDA DIGNA.

En 2017 la organización civil New Story –story en inglés tiene un doble significado, puede ser “historia” o “piso”– se asoció con ICON, una empresa de tecnologías para la construcción, y con Échale, una productora de vivienda social en México. Su solución fue imprimir las casas mediante un innovador sistema de impresión 3D.

La premisa inicial fue construir un barrio de 50 casas, cada una con su personalidad, para familias de muy escasos recursos en Tabasco. Hasta ahora, está completada la primera etapa con diez casas.

Se construyen por medio de una impresión de concreto, que va poco a poco haciendo capas con el material, y así se levantan los muros. Este proceso toma 24 horas, repartidas en varios días. La impresora de concreto Vulcan II tiene un sistema automático de entrega del material, que es una mezcla propietaria llamada Lavacreto, es decir, tiene una fórmula diseñada para ser fácilmente “imprimible”.

Cada casa tiene cerca de 50 metros cuadrados, con dos recámaras, una cocina y un baño, además de instalación eléctrica y de agua. Asimismo, se le hicieron cimientos reforzados para evitar problemas por estar en una zona sísmica. Para diseñarlas se realizó una consulta social con las familias de la comunidad, para que cumplieran las necesidades cotidianas, por ejemplo, cuentan con un porche en la entrada a fin de tomar el aire fresco con sombra cuando hace mucho calor. Cada casa se entregó terminada, con ventanas, tejados, interiores…

La premisa es construir un barrio de 50 casas, cada una con su personalidad, para familias de muy escasos recursos
en Tabasco […].

New Story se fundó en 2014 con la premisa de construir vivienda asequible en las comunidades más pobres del mundo. A partir de técnicas tradicionales de construcción, ha logrado construir casi 3 mil casas, con las que ha apoyado a 15 mil personas en Haití, El Salvador, Bolivia y México. Pero con la intención de buscar mayor rapidez y eficiencia de construcción, se dedicaron a invertir miles de horas y millones de dólares en desarrollar nuevas soluciones tecnológicas. En 2017 se asoció con ICON para desarrollar un sistema de impresión de concreto que pudiera ser usado fácilmente. En 2018 construyeron un primer prototipo, y continuaron desarrollando un ambicioso plan para construir una comunidad entera en América Latina.

En Tabasco se utilizó la Vulcan II de ICON para levantar los muros, capa por capa con la nueva mezcla de Lavacreto, y posteriormente el personal de construcción puso los techados, las ventanas y las puertas. El plan de financiamiento para habitarlas también fue muy innovador: las familias sólo pagarían 400 pesos al mes por siete años, y al final del plazo, la casa sería suya. Las familias fueron preseleccionadas a partir de su ingreso, así que se buscó que la inversión fuera socialmente benéfica para las 50 familias que más la necesitaran. La mayoría nunca habían tenido apoyos oficiales.

Así, con el apoyo del gobierno local, la comunidad de casas impresas en 3D tendrá acceso a un parque y a más servicios públicos previstos en el plan maestro que se diseñó junto con las autoridades. Finalmente, se espera que éste sea un ejemplo de lo que es posible cuando se reúne el talento tecnológico, el de la gestión social de las organizaciones civiles y el respaldo de los gobiernos. 

Alfredo Narváez es investigador de tendencias y futuros. Ha sido consultor y conferencista para la Unesco, Coca-Cola, Liverpool y Ogilvy. Actualmente es profesor en el posgrado de Diseño del Mañana en CENTRO donde coordina el Laboratorio de Tendencias. Ha colaborado en medios como Expansión, La Tempestad y Nexos. Síguelo en Twitter como @alfredonarvaez.

error: Contenido protegido !!