NEW BALANCE: PASO A PASO HACIA UN NEGOCIO DE IMPACTO

por Juan del Cerro

DESDE SU CREACIÓN EN 1906, NEW BALANCE HA AVANZADO PASO A PASO CON UN LIDERAZGO RESPONSABLE Y FIRME PARA ALCANZAR UNA VISIÓN CLARA: CONSTRUIR UNA MARCA GLOBAL QUE LOS ATLETAS ESTÉN ORGULLOSOS DE USAR, LOS ASOCIADOS ORGULLOSOS DE CREAR Y LAS COMUNIDADES ORGULLOSAS DE TENER A SU ALREDEDOR.

En la industria de la moda, caracterizada por todo tipo de malas prácticas, desde la explotación laboral infantil, hasta catástrofes contra el medio ambiente, New Balance destaca como una empresa que se ha mantenido firme en la convicción de que no sólo es importante ser el líder de la industria. New Balance es una empresa formada y guiada por sus valores, entendidos internamente como The New Balance Way, o La forma New Balance.

New Balance fue fundada a principios del siglo XX en Massachusetts, por William J. Riley con el objetivo de fabricar soportes de arco y otros accesorios diseñados para mejorar el ajuste del calzado. Desde entonces la empresa ha tenido un crecimiento sorprendente, siempre atenida a una filosofía de liderazgo responsable.

Es fácil diferenciar cuándo las empresas tienen estrategias de responsabilidad social para generar una “imagen positiva”, con planteamientos superficiales, y cuándo realmente creen en hacer las cosas bien como una parte fundacional de su negocio. Tal es el caso de New Balance, empresa a la que no le interesa utilizar sus acciones de impacto como bandera de mercadotecnia, sino que es una manera genuina de hacer las cosas. Basándose en seis pilares de impacto positivo, La Forma New Balance demuestra que es posible dejar huella y constituir una marca global que se sostenga en el tiempo.

El pilar principal sostiene la filosofía de liderazgo responsable. Esto se refiere a tener como prioridad en todas sus prácticas la dignidad de todas las personas que colaboran con la empresa y una constante preocupación por el medio ambiente en todos sus procesos de producción. Entre los distintos principios que forman este primer pilar se encuentran la diversidad, la inclusión y la corresponsabilidad.

Basándose en seis pilares de impacto positivo, La Forma New Balance demuestra que es posible dejar huella y constituir una marca global que se sostenga en el tiempo.

El segundo pilar es el de derechos humanos, especialmente relevante en una industria en la que las prácticas han expuesto importantes violaciones a la calidad de vida de las personas. New Balance busca asegurarse que todas las personas que se involucren en la producción y venta de sus productos, además de ser tratadas con dignidad y respeto, tengan un alto estándar de vida.

Sumado al pilar humano, New Balance tiene un enfoque en el medio ambiente y el impacto que genera con sus prácticas y productos. La empresa opera con una creciente adopción de energías renovables, materiales que minimizan el impacto climático, prácticas de economía circular y extensión de la vida útil de sus productos, además de impulsar acciones y políticas en beneficio del medio ambiente.

Los productos son el siguiente pilar de la estrategia de impacto, ya que buscan innovar continuamente, por ejemplo, con el uso poliéster reciclado, cuero y algodón certificado.

El cuarto pilar implica la implementación de prácticas de longevidad en sus productos. Para lograr esto fomentan prácticas de reparación de calzado y prendas sin costo, un programa de compra de los zapatos que los clientes ya no quieran y fomentan una cultura de cuidado para aumentar la duración de sus productos.

Hemos mencionado la importancia de las buenas prácticas de manufactura: el quinto pilar. New Balance ha decidido mantener parte importante de su manufactura como propiedad de la empresa en las comunidades donde se originó. Cuando muchas firmas decidieron exportar toda su producción a otros países —lo que generó un déficit de empleos en sus comunidades— New Balance reforzó su compromiso y aumentó el número de empleos locales a más de 8 mil personas.

Finalmente, un pilar estratégico es el trabajo con la comunidad, por lo que la empresa implementa diferentes programas e iniciativas para generar un impacto positivo más allá de su cadena de valor. Con la misión de crear un cambio positivo New Balance impulsa iniciativas especialmente basadas en los deportes para fomentar la salud, la inclusión y el desarrollo de personas y comunidades vulnerables.

Vivimos en una era en la que las empresas que verdaderamente quieran lograr un cambio positivo, no pueden conformarse con estrategias de responsabilidad social superficiales, tienen que integrar las prácticas de impacto en todos los niveles, su filosofía, visión y cadena de valor. Al demostrar que todo esto es posible, New Balance ha revelado una nueva forma de hacer negocios y se ha convertido en un referente que va un paso más adelante. 

Juan del Cerro es fundador de Disruptivo.tv y Socialab México, ganador del Premio Nacional del Emprendedor y LinkedIn TOP Voice. El trabajo que desarrolla está basado en la convicción del potencial del emprendimiento social para resolver grandes problemáticas sociales. Es autor de ¿Qué es el emprendimiento social?, 10 Pasos para ser Emprendedor Social y México 10, emprendedores sociales.

error: Contenido protegido !!