voluntad2

VOLUNTAD

por Margarita
fotografía de Sofía Emiána

“Comienza haciendo lo que es necesario, después lo que es posible y de repente estarás haciendo lo imposible”. San Francisco de Asís “Quien tiene la voluntad tiene la fuerza”. Menandro de Atenas

Es esa fuerza que emana de nuestro interior
e impulsa con su energía la materialización
de nuestra intención que se transforma en acción libre.

          El comienzo está
en el conocimiento de uno mismo.
Reconocer que somos potencia
de posibilidades infinitas.
Las limitaciones
se originan en el sistema de creencias
impregnado en el inconsciente
y se manifiestan en miedos, actitudes
derrotistas con expectativas de otros
y no las de uno mismo…

          Al volver consciente lo inconsciente
disminuyen los actos involuntarios
y nuestro PRESENTE se enfoca
en ese momento con atención plena.
La mente consciente decide la acción
y la fuerza de voluntad la sostiene.

          La intervención del ENTUSIASMO
(En – dentro, theos – Dios)
será fundamental en todo acto
de voluntad.
Mediante el cultivo de las virtudes
como la perseverancia, la disciplina, la paciencia,
la fortaleza, la justicia…
La voluntad se verá fortalecida.
El buen hábito suple
anteriores hábitos negativos
y genera cambios que
apuntalen los logros propuestos.

        “Para hacer lo que quieras
hay que querer lo que haces”.

           Enfrentar situaciones
incómodas con ACTITUD.
El esfuerzo es un comienzo
que se convertirá en resultado.
Ante el fracaso está la
fuerza del anhelo para levantarse
una y otra vez.
En la frustración no hay que declinar
y considerar toda equivocación
como aprendizaje.
Hay un abismo entre quienes
esperan que las cosas sucedan y los que
hacen que sucedan.
El placer inmediato producto del deseo
debilita la voluntad. Es desviarnos por caminos fáciles
que nos alejan del propósito.
Otros enemigos de la voluntad son
la procrastinación, la pereza, la negatividad,
la comodidad.

          Toda elección va ligada
a la responsabilidad de responder
a todos nuestros actos.
El hecho de pensar con anticipación
prevé consecuencias de nuestras acciones.
Claridad en lo que se quiere,
congruencia entre pensamiento y acción.
Preguntémonos constantemente en qué invertimos nuestra energía:

En conflictos
En negatividades
En perder el tiempo
En motivaciones egoístas
En sueños y sólo sueños.

          ¿Corresponden nuestras decisiones
a los valores humanos?
Los hechos hablan
como fruto de una
VOLUNTAD.

Deja un comentario