VOLUNTAD Y POLÍTICA: IDENTIDAD DIGITAL EN MÉXICO

Todas las imágenes: Zayd Menk, Midtown Manhattan - Recyclism (Centro de Manhattan - Reciclaje), 2017. Cortesía del artista.

por Yosu Ferré

FRENTE AL PANORAMA INTERNACIONAL EN MATERIA DE INTERACCIONES TECNOLÓGICAS Y CIUDADANÍA DIGITAL SE HAN HECHO VALORACIONES IMPORTANTES EN NUESTRO PAÍS, SIN EMBARGO, ES NECESARIO ESTIMULAR LA VOLUNTAD POLÍTICA PARA APROVECHAR CABALMENTE LAS OPORTUNIDADES Y VENTAJAS QUE ESTE RÉGIMEN OFRECE.

El reconocimiento de la identidad es un derecho humano consagrado en la Constitución mexicana. Su acreditación es necesaria para acceder a servicios básicos como atención médica, educación, seguridad social, servicios financieros, así como ejercer otros derechos, políticos y económicos. La capacidad de demostrar que eres quien dices ser es un componente fundamental de la economía, el desarrollo y la inclusión social. El reconocimiento del derecho a la identidad empodera al individuo y lo integra a la sociedad.

En un intento por concentrar los distintos registros de identidad que acredita y reconoce el Estado mexicano, conformados por distintas fuentes de información (los Registros Civiles locales, el Padrón electoral, los catálogos de programas sociales o las Instituciones de salud pública, entre otros), el 20 de agosto de 1980 se creó el Registro Nacional de Población (RENAPO), con “la finalidad de registrar a cada una de las personas que integran la población del país, con los datos que permitan certificar y acreditar fehacientemente su identidad.”¹

Con el RENAPO comienza un periodo de sistematización de la información en relación con la identidad, a fin de crear un método de reconocimiento de la identidad universal y hacer frente a los retos que presentaba la multiplicidad de registros. Luego de incorporar a las personas al RENAPO, se asigna la Clave Única de Registro de Población (CURP), que permite su identificación individual y garantiza una correspondencia biunívoca entre la persona y su clave.²

Desde 1980 la CURP se ha actualizado y hoy puede obtenerse en internet e incorpora medidas de seguridad electrónicas, como el código de barras y de respuesta rápida (Quick Response code, o QR)³ para asegurar su autenticidad.

¿Es entonces la CURP la identidad digital?

Entenderemos a la identidad digital, no en su acepción de reputación o creación de personalidad o marca digital -relacionada con la actividad en línea, la creación de contenido y las redes sociales-, sino en una más cercana a la informática jurídica,4 en relación con los mecanismos que permiten acreditar la identidad de una persona para que pueda acceder a trámites o servicios con certeza jurídica.5

De acuerdo con el RENAPO, el reconocimiento de la identidad frente al Estado mexicano puede dividirse en cuatro tipos: legal, vivencial, física y digital.6

El Registro Civil realiza un registro con el que se acredita la identidad legal, por ejemplo, el acta de nacimiento. La CURP acredita la identidad vivencial, mientras que mediante la información biométrica de las personas, la física. Por último, la identidad digital hace referencia a la firma electrónica.7

Entenderemos a la identidad digital […] en relación con los mecanismos que permiten acreditar la identidad de una persona para que pueda acceder a trámites o servicios con certeza jurídica.

Midtown, Manahttan - Recyclism3
Midtown, Manahttan - Recyclism2

¿Pero la firma electrónica es mi identidad digital?

La firma electrónica sólo es una de las maneras más aceptadas para identificar personas en el medio digital; es un archivo digital que acredita la identidad y facilita los trámites y la obtención de servicios públicos. Las instituciones del Gobierno de México son responsables de los mecanismos de identificación digital que se requieran.8 Hoy las dependencias utilizan cuatro mecanismos de identidad digital: Autenticación con usuario y contraseña, Autenticación con contraseña dinámica, Autenticación con firma electrónica avanzada y Autenticación a través de datos biométricos.9

Se reconoce el esfuerzo del gobierno mexicano en materia de homologación y actualización de los medios de reconocimiento de la identidad, que desde los años ochenta ha trabajado para poder ofrecer más de 400 trámites por medios totalmente digitales.10

¿Pero qué relación tiene la identidad digital con la voluntad y la política?

A pesar de los esfuerzos, aún no contamos con un sistema de identidad único y una plataforma digital para que las identidades de todos los mexicanos puedan ser autenticadas en cualquier momento, con un alto número de enrolamiento. Ejemplos internacionales exitosos los podemos encontrar en muchos países como Estonia, Suecia y Japón, famosos por sus avances tecnológicos y por la accesibilidad digital de sus gobiernos. Se ha dicho que estos países han tenido éxito, porque cuentan con poblaciones pequeñas muy bien conectadas -tanto física como digitalmente- sin enfrentar escasez de recursos.

Encontramos entonces el programa Aadhaar -que significa base o cimientos en sánscrito- que comenzó en la India en principios del 2010.11 Este sistema recopila información de cada persona y tiene la opción de registrar el teléfono móvil y la dirección de correo electrónico, lo que habilita un gran número de servicios públicos y privados móviles, que encaminan a la India hacia una economía sin efectivo. En mayo de 2017, Aadhaar alcanzó 1.12 mil millones, cerca de 94% de la población, lo que lo convierte en el programa de su tipo más barato del mundo.

Estos ejemplos ayudan a contextualizar el avance que ha tenido el gobierno mexicano en la materia, dejando en evidencia que, aunque el gobierno reconoce el potencial de la identidad digital y ha trabajado en ello, en este campo, en nuestro país, la voluntad no ha estado del lado de la política. Sin embargo, con los trabajos realizados y las oportunidades que representan las nuevas tecnologías, tan sólo hace falta un poco de voluntad para aprovechar el grandísimo potencial que puede desatar en México. 

Zayd Menk es un joven artista que estudia la preparatoria en la ciudad de Harare, Zimbabue. El proyecto Midtown Manhattan - Recyclism es resultado de un taller en el que Menk estudió los desperdicios electrónicos y cómo transformarlos en arte. Con este trabajo el artista busca concientizar sobre la necesidad de hacernos responsables del cuidado del planeta. Instagram: @zaydmenk.

Yosu Ferré Berjón estudió relaciones internacionales en la UNAM. Ha hecho trabajos de investigación para el Colegio de la Defensa Nacional y flacso. También ha trabajado para el Programa de Derechos Humanos México-Unión Europea, la Secretaría de Relaciones Exteriores, la Embajada de México en Estados Unidos y la Estrategia Digital Nacional.

1. Ley General de Población, Última Reforma publicada en el Diario Oficial de la Federación el 1 de diciembre de 2015.
2. Cfr. Acuerdo mediante el cual se da a conocer el Programa para el establecimiento del Registro Nacional de Ciudadanos y la expedición de la Cédula de Identidad Ciudadana. Publicado en el Diario Oficial de la Federación el 6 de junio de 1997.
3. Registro Nacional de Población, “Conoce el nuevo formato de la constancia de la Clave Única de Registro de Población (CURP)”. http://www.gob.mx/, consultado el 20 de mayo de 2018.

4. Cfr. Suprema Corte de Justicia de la Nación, “El juzgador y la Informática”, Dirección General de Compilación y Sistematización de Tesis, 2006, pág. 25.
5. Siganturit, “Cómo verificar la identidad digital de tus clientes”.
6. Cfr. SEGOB, “Derecho a la Identidad en México: Un derecho Individual”. Consultada el 20 de mayo de 2018.
7. Ibídem.
8. Cfr. “Conoce los Mecanismos de Identidad Digital”, Identidad Digital, op. cit.
10. Cfr. InteroperaMX (blog), “Trámites que interoperan con e.firma”. http://www.gob.mx/, consultado el 20 de mayo de 2018.
11. Gobierno de la India, Autoridad Única de Identificación de la India, About.

Deja un comentario