voluntad1

VOLUNTAD PACIENTE

escritos y fotografía de Sofía Emiána

DARLE TIEMPO AL TIEMPO Y APRENDER A ABRAZAR LAS CONDICIONES PRESENTES PUEDEN SER LA VÍA PARA LOGRAR QUE NUESTRA VOLUNTAD SE MANIFIESTE POR SÍ MISMA Y LOGREMOS LOS OBJETIVOS PLANTEADOS.

Los deseos surgen en el presente, la voluntad es el puente, el camino que nos lleva al futuro. Para formar esa conexión y mantenerla viva es esencial olvidarnos por un momento de lo que existe, porque si el deseo aún no está, nos quedamos en su ausencia, mientras se extingue el fuego que la alimenta, la voluntad se extingue.

Por ejemplo, visualizarnos en el futuro y sentirnos como esa persona que queremos ser mantiene la emoción de serlo viva y el puente se ilumina. Cuando queremos bajar de peso o cumplir alguna meta personal y no lo logramos es porque seguimos tomando decisiones desde lo que está y no desde lo que será. Si tomamos las decisiones que la persona que tiene nuestro peso ideal toma, llegaremos en su momento a serlo. Así funciona todo lo demás, la clave está en la paciencia y la atención.

“Nuestra voluntad parece ser comparable no al golpe fuerte de un martillo, pero al prender o apagar de un contacto el cual no requiere de ninguna fuerza en particular. La atención es lo más importante en la voluntad, no la fuerza”.
Johannes Lindworsky

En la filosofía zen la voluntad se considera como autoagresión, pues negamos lo que es e intentamos cambiarlo mediante la fuerza. La atención a lo que es y la paciencia para que se disuelva lo convierte en una “voluntad zen”. Eliminemos el poderoso factor de fuerza, si logramos que sea menos agresivo, alcanzaremos mejores respuestas, los seres humanos, como cualquier ser vivo respondemos mejor ante el amor, la paciencia, el respeto y la aceptación.

La voluntad existe para nuestro bien, pero nosotros la convertimos en una fuerza opuesta, dirigida en contra de nosotros y no a favor. Buscar motivaciones en el exterior que ayuden a alimentarla no sólo nos dará resultados sino que hará el camino más amable y emocionante. 

Todo viento guiado hacia el bienestar es voluntad impulsada por nuestro corazón.

Bibliografía

Taschdjian, Edgar. “On Volition” en la Revue Européenne Des Sciences Sociales, vol. 17, no. 47 (1979), pp. 103–114. JSTOR, www.jstor.org/stable/40369238.

Vesey, G. N. A. “Volition” en Philosophy, vol. 36, no. 138 (1961), pp. 352–365. JSTOR, www.jstor.org/stable/3748860.

Leiter, Brian. “Beyond Good and Evil” en History of Philosophy Quarterly, vol. 10, no. 3 (1993), pp. 261–270. JSTOR, www.jstor.org/stable/27744063.

Sousa, Rogério. “The Meaning of the Heart Amulets in Egyptian Art” en Journal of the American Research Center in Egypt, vol. 43 (2007), pp. 59–70. JSTOR, www.jstor.org/stable/27801606.

Sofía Emiána es editora de la sección Mandala de Capitel.

Deja un comentario