VIDAS EJEMPLARES: NELSON MANDELA

Pechane, Nelson Mandela. Cortesía de Saatchi Art. 

por Vicente Vértiz Robleda

ESTE ACERCAMIENTO A LA VIDA DE NELSON MANDELA MÁS QUE UN RETRATO MINUCIOSO ES UN ACERCAMIENTO PARA OBSERVAR EL PODER DE LA VOLUNTAD DE UNA DE LAS FIGURAS MÁS IMPORTANTES EN LA HISTORIA DEL SIGLO XX. 

Nelson Rolihlahla Mandela, reconocido líder social y político que perseveró en la lucha contra el colonialismo y la segregación, creció en una sociedad dominada por la política del apartheid, un sistema de discriminación racial y política bajo el cual una minoría blanca impuso la creación de espacios habitacionales, recreativos y de trabajo separados para las distintas razas, además de prohibir el voto y romper con la igualdad en el acceso a servicios sociales y puestos de importancia en el gobierno.

Nacido en 1918 en la aldea de Mvezo, en la entonces Unión Sudafricana, Mandela, cuyo apellido lo heredó de su abuelo, recibió el nombre de “Rolihlahla”, que, en xhosa, el idioma de su tribu los tembu, significa revoltoso. Fue en la escuela metodista donde una maestra le dio el nombre de “Nelson” con el que fue bautizado en la fe cristiana.

En 1941 llegó a Johannesburgo donde empezó a forjar sus ideas políticas y una ideología igualitaria y antirracista. En 1942 entró formalmente a la política por medio del Congreso Nacional Africano (ANC, por sus siglas en inglés), organismo político creado con la finalidad de conseguir el derecho al voto para todos en Sudáfrica, así como terminar con la práctica del apartheid. Pronto, las cualidades de Mandela como orador y el hecho de que tenía educación (estudiaba derecho) le dieron acceso a puestos de importancia en dicho partido.

Cuando en 1948 se instauró legalmente la política del apartheid o política del desarrollo separado,1 Mandela, inspirándose en Gandhi, promovió métodos de protesta no violentos contra el apartheid y exigió un Estado igualitario, multirracial y democrático que luchara por la justicia social. Con todo esto, aunque Mandela tenía prohibido hablar en público, su fama como líder anti-apartheid aumentó.

Con el tiempo, creció la represión por parte del gobierno sudafricano y el movimiento liderado por Mandela tomó medidas más radicales para hacerse escuchar, pero evitó atentar contra las vidas humanas. Después de un viaje por el continente africano, el líder fue detenido por segunda vez y en el juicio de Rivonia (1963-1964) fue declarado culpable de traición y conspiración violenta, lo que lo llevó a recibir una condena de cadena perpetua. Pese a hallarse en cautiverio, fue nombrado presidente del ANC y continuó con su trabajo político.

Los 27 años que Mandela estuvo en prisión (1963- 1990), estaba incomunicado con la intención de mantenerlo alejado de la política, además de que el gobierno de Sudáfrica rechazó todas las peticiones internacionales para que fuera puesto en libertad.

Sin embargo, su determinación y el apoyo de otros prisioneros, así como su esfuerzo por mejorar las condiciones de vida de la prisión, le hicieron ganar el respeto de sus carceleros.

En 1990, la obstinación de Mandela, el ANC y la presión internacional, convencieron a Frederik de Klerk, presidente de la República, a iniciar negociaciones para terminar con la segregación racial. En febrero de ese año legalizó el ANC y liberó a Mandela, hecho que constituyó un triunfo de la voluntad política por conseguir la igualdad legal entre los sudafricanos. Ambos líderes negociaron el desmantelamiento del apartheid y la transición a una democracia multirracial. Pese a los numerosos retos, este proceso fue exitoso y en 1992 concluyó el apartheid. Gracias a esto, Mandela y de Klerk compartieron el Premio Nobel de la Paz en 1993. Como presidente de Sudáfrica (1994–1999) Mandela puso en marcha una política de reconciliación nacional al tratar de integrar en la democracia a todas las facciones políticas con el fin de crear una conciencia nacional sin distinciones de raza. Su gobierno aceptó y se hizo cargo de los abusos y crímenes del gobierno segregacionista, así como los cometidos por los diversos grupos de los movimientos de liberación, incluido el ANC.

La perseverancia y voluntad de lucha por construir una sociedad igualitaria de Nelson Mandela le convirtieron en un símbolo y le ganaron un lugar en la historia.

BIBLIOGRAFÍA

Nelson Mandela Foundation. En línea: https://www.nelsonmandela.org.
Biografías y vidas. La enciclopedia biográfica en línea. En línea: https://bit.ly/2tq7dPI
Louw, Eric. The Rise, Fall, and Legacy of Apartheid. Estados Unidos: Greenwood Publishing Group, 2004. En línea: https://bit.ly/2KOSx2I.
African National Congress (página web oficial). En línea: http://anc.org.za/.

Philippe Imbert, alias Pechane, es un artista francés que ha experimentado con diferentes medios como la fotografía, la gráfica por computadora, la música y la pintura. Desde 2002 adoptó la técnica japonesa sumi-e logrando retratar la esencia de cada uno de sus modelos. pechane.com

Vicente Vértiz es historiador dedicado a la docencia por la Universidad Iberoamericana y cuenta con estudios de posgrado en la Universidad de Barcelona. Actualmente imparte clases de Historia Universal e Historia de México a nivel universitario.

Deja un comentario

error: Contenido protegido !!