VIDAS EJEMPLARES: ELON MUSK. UN FORJADOR DE TIEMPOS FUTUROS

Charis Tsevis, Elon Musk: The Rocket Man (Elon Musk: el hombre cohete), 2018. Cortesía del artista.

por Benjamín Ramírez

EL EMPRESARIO SUDAFRICANO ELON MUSK SE HA DISTINGUIDO POR TENER LA VISIÓN DE INCURSIONAR EN SECTORES REVOLUCIONARIOS Y DESARROLLAR EMPRESAS, COMO SPACEX Y TESLA MOTORS, LAS CUALES PROPONEN EXPERIENCIAS QUE HASTA HACE UNOS AÑOS PARECÍAN PRODUCTO DE LA FICCIÓN FUTURISTA.

ARENA_X2_LAB1

Es cierto que el ritmo con el que la tecnología ha modificado nuestro estilo de vida se ha vuelto vertiginoso y desbocado, y pareciera que la gente ha aceptado esta aceleración hasta normalizarla, mientras que la estabilidad y la capacidad de asombro parecen obsoletas. De esta manera, hacer un cambio que parezca significativo requiere un esfuerzo máximo para hacer visible que lo que se quiere lograr trasciende el ritmo cotidiano. Quizá por ello, el emprendedor sudafricano Elon Musk se ha vuelto ejemplar por haber invertido en dos compañías que se distinguen por dar la sensación de que el futuro nos alcanza sorpresivamente y que lo poco probable puede hacerse realidad.

El sentido planteado por SpaceX, fundada en 2002, traza una campaña que bien podría ser comparable con la de los navegantes europeos del siglo XVI que decidieron emplear todos sus conocimientos y recursos ante el ansia de ampliar el mundo. Hacer que los viajes interplanetarios parezcan asequibles y que éstos nos ilusionen es un logro poco común. Aunque es cierto que llegar a Marte aún suena lejano, la realidad es que se ha retomado la olvidada idea de los viajes tripulados, mientras que las investigaciones y avances han buscado reducir los costos para que las futuras misiones asciendan en número y continuidad. Los éxitos del Falcon 9, que en 2015 logró un aterrizaje vertical de la primera etapa del cohete, han demostrado que los presupuestos pueden bajar si los componentes de la nave pudieran recuperarse y reutilizarse. De esta manera, hoy SpaceX es la empresa más activa del ramo, en parte porque se ha establecido como una de las compañías más confiables y baratas para colocar satélites en órbita. Lo interesante es que el impacto ha sido tan grande que inclusive sus rivales directos (Arianespace y United Launch Alliance) han tenido que reinventarse para reducir costos y poder competir con la compañía de Musk.

Por otro lado, los avances que ha mostrado Tesla Motors —fundada en 2003— en el desarrollo de una energía limpia para la industria automotriz es sólo la punta del iceberg de una visión en la que la innovación no sólo se debe a sus motores eléctricos, sino a la ligereza aerodinámica de la fibra de carbono y los extravagantes diseños futuristas que hacen sentir al combustible como una tecnología pasada de moda. De esta manera, es claro que la estrategia de marketing de Elon Musk se basa por ahora en distinguir sus productos del resto del mercado y apostar a que  un numeroso grupo de compradores se decante por sus productos visionarios. Esta tendencia se muestra en el reciente lanzamiento de su Cybertruck, una pickup con líneas atrevidas y futuristas que ofrecen un rendimiento aún más sorprendente de potencia y capacidad de carga. Pareciera que Musk logrará revolucionar la industria y dejar obsoletos a los modelos más tradicionales.

[…] dos compañías que se distinguen por dar la sensación de que el futuro nos alcanza sorpresivamente y que lo poco probable puede hacerse realidad.

Aun así, no todas las noticias son buenas para sus compañías. SpaceX lucha contra la competencia de la empresa de Jeff Bezos (Blue Origin) y la de Richard Branson (Virgin Galactic); además, preocupa que los 112.184 kilogramos de keroseno altamente refinado que utiliza el Falcon 9 emitirán una gran cantidad de dióxido de carbono que parece contradecir el discurso de Tesla Motors.

Mientras tanto, un amplio sector ha asegurado que los principales compradores de pickups no parecen estar interesados en las formas poco tradicionales de Tesla Motors, una compañía que actualmente opera en números rojos, con fluctuaciones que la han llevado a tener, en un mismo año, periodos de grandes ganancias y terribles pérdidas. Por suerte, si algo ha demostrado Elon Musk es una gran capacidad de resistencia ante las adversidades, puesto que en la crisis de 2008 estuvo a punto de perder ambas compañías, pero sobrevivieron de manera dramática gracias al Tesla Roadster y la exitosa prueba (después de tres terribles fracasos) del Falcon 1.

En esta pugna, es admirable que Musk ha dejado entrever que sus visiones pueden llegar a crear un gran impacto a largo plazo y que, al mismo tiempo, sus ideas inspiran a creer que no hay que esperar para que el futuro nos alcance.

Charis Tsevis es un artista visual griego que crea fotomosaicos, gráficos de computadora y arte digital con una estética neofuturista. Además de su trabajo como diseñador, Charis es profesor y escribe sobre teoría del diseño, estética e historia de la computación. tsevis.com | Instagram @tsevis

Benjamín Ramírez Zamudio es un historiador, catedrático del Instituto Thomas Jefferson y estudiante de maestría en la Universidad Iberoamericana, especializado en la Historia de la Edad Media y en los cambios de configuración del tiempo en los siglos XIX y XX.

Deja un comentario

error: Contenido protegido !!