TRES AÑOS DE AMISTAD CON CASA ALIANZA

por José Alberto Vargas del Olmo

CON JUEGOS, COMIDA Y MÚSICA ALUMNOS DE UNIVERSIDAD HUMANITAS Y LOS NIÑOS DE CASA ALIANZA FESTEJARON TRES AÑOS DE AMISTAD.

Un evento muy especial para la Universidad y casa Alianza fue celebrar la amistad, el esfuerzo, el compromiso y el trabajo entre los institutos. El esfuerzo de los alumnos, aunado al de los niños y las niñas, enriqueció los eventos que se llevaron a cabo.

Además, fue hermoso ver cómo los alumnos, que en su mayoría eran nuevos en el servicio social de la Universidad, ayudaban sin saber qué esperar pero con el espíritu dispuesto. Los más veteranos, todos bajo la tutela y supervisión de Sandra Angélica Méndez, directora del servicio social de la Universidad, nos reunimos en el auditorio para organizar las actividades del día. Los niños y niñas que nos acompañaron ese día llegaron gustosos y con ganas de participar en las actividades: en el karaoke cantaron, sonrieron y disfrutaron con la música que habían pedido para interpretar; en el baile, se vio la energía de la convivencia en grupo y la integración con los compañeros de la Universidad; la dinámica de actividad secreta puso en juego la confianza, pues se taparon hasta llegar a las puertas; bajando las escaleras realizamos la actividad de bomba, en la que tuvimos que confiar en todos nuestros sentidos y apoyarnos en los compañeros para poder llegar al final y ganar. Finalmente, en el jardín fuera de la cafetería, tuvimos una guerra de globos de agua, en la que se generó una mecánica de juego bastante entretenida entre los niños y los participantes de la Universidad. Todas estas actividades llenaron la diversión de cada niño y niña pero lo mejor fue que participaron con alegría y gusto.

Llegó la hora de comer. El gozo se generalizó pues comimos pizza. Bajamos a comer con ellos y partimos el pastel que celebraba los cumpleaños de algunos de los niños y niñas. Justo antes de terminar los infantes se formaron y nos entregaron una pulsera que ellos hicieron en la actividad secreta en forma de agradecimiento, cariño y amistad. Concluimos el día con un momento muy emotivo que llenó nuestros corazones con el ánimo de seguir adelante como participantes del servicio social.

José Alberto Vargas del Olmo estudia el último trimestre de psicología y es corresponsal de Capitel en campus Del Valle.

Deja un comentario

error: Contenido protegido !!