PROSPECTIVA DE LA CONTABILIDAD

por José Luis Solórzano Mandujano

LA EVOLUCIÓN DE LOS SISTEMAS DE INFORMACIÓN Y LA AMPLIA CONECTIVIDAD DEL CONTEXTO ACTUAL, OBLIGAN A LA CONTABILIDAD A REPLANTEAR SUS OBJETIVOS Y PROCESOS DE TRABAJO TOMANDO COMO POSIBLE PUNTO DE PARTIDA SU CONSOLIDACIÓN COMO UNA DISCIPLINA CIENTÍFICA.

Tradicionalmente la contabilidad se ha sustentado en trabajos de operaciones cronológicas con carácter histórico, al apoyarse en postulados básicos que daban razón del proceso contable para registrar las transacciones que se traducían en un producto denominado “estados financieros”, mismos que deben reunir ciertas características para que sean confiables y útiles en la toma de decisiones empresariales.

Ahora bien, las cosas están cambiando en este mundo globalizado, razón por la que las empresas deben valorarse de manera diferente.

Los mecanismos contables actuales pueden no ser los adecuados en una era en la que sobresalen los intangibles más que los activos fijos. Esto hace que justamente se redirija el capital intelectual, y entonces, las organizaciones deban confeccionar un estado financiero con el objetivo de valorar y medir los intangibles.

Es decir, el contexto de la misión de la contabilidad y desde luego, esas nuevas necesidades en las que evolucionan las organizaciones, obligan a reorientar su propósito, primeramente, por la evolución de los sistemas de información como base de análisis e indudablemente la figura del contador público como talento principal en un equipo de gestión en la toma de decisiones de alto nivel dentro de la esfera directiva.

Ciertamente, el movimiento vertiginoso de las tecnologías de información ha provocado que los contadores se vean obligados a modificar su forma de trabajar en el entorno de sus actividades, en razón de que las empresas han cambiado la manera de organizarse y sus modelos de gestión.

Las nuevas tecnologías han modificado la forma de registrar los sucesos económicos, sobre todo en la captura y almacenamiento de datos. Asimismo, han servido para transitar en la informatización en forma de textos, gráficos, audio, video y la gestión, presentación y comunicación de información.

Entonces, la alineación de las tecnologías de la información y de la comunicación afecta a las personas que trabajan y realizan operaciones comerciales y de servicios.

Ejemplo de ello es el marketing y la distribución masiva de productos mediante internet para el comercio entre empresas y la venta de productos finales al consumidor. Además, se refiere a sistemas de transferencias electrónicas de fondos para el pago de transacciones nacionales e internacionales.

Por otra parte, las barreras para el uso de sistemas se han reducido de manera que favorece la incorporación de sistemas de información, tanto en organizaciones lucrativas como en no lucrativas, para aspectos contables. Estos avances tecnológicos son de gran valía para el contador profesional, ya que puede satisfacer las necesidades de información de manera más eficiente.

En el marco sistémico, la información de las entidades económicas, como subsistema de las finanzas, la referente a la parte contable, desempeña un papel fundamental en el análisis financiero, que requiere contar con datos fiables y oportunos, situación que se cumple precisamente con la automatización que se ha alcanzado en el mundo empresarial; esto significa que la informática ha permeado la mayor parte de las empresas y, de manera sobresaliente, en la gestión de la contabilidad, que recurre a los libros de diario, mayor, a los auxiliares de las cuentas por cobrar, cuentas por pagar, clientes, proveedores, acreedores, elaboración de la nómina.

Otro aspecto muy utilizado en la gestión de negocios es la banca electrónica de una forma integrada, ya que ofrece una amplia gama de información de las operaciones propias como del mercado financiero, así como poder conocer saldos y realizar conciliaciones.

En esta perspectiva de contabilidad, no puede dejarse de lado la globalización, como el negocio en marcha, causal de la existencia de la contabilidad, puesto que al existir una entidad económica, da sustancia y vida creciente a la contabilidad en la evolución del negocio. La globalización forma parte de un proceso histórico, de expansión, de integración internacional e integración a la sociedad empresarial globalizadora. En consecuencia, los procesos contables también se internacionalizan para dar paso a la armonización de los criterios contables mediante las Normas Internacionales de la Información Financiera.

No se puede dejar al margen de esta prospectiva a la auditoría, actividad profesional donde se utilizan métodos de muestreo estadístico para fijar el alcance de la revisión y dotar de información valiosa y de gran utilidad para evaluar algunos rubros de los estados financieros. Uno de los mayores retos de los profesionales de la contabilidad es saber identificar dónde y cómo aplicar y obtener los datos que se necesitan como una herramienta de análisis. Ante esto, se han desarrollado softwares para desarrollar nuevas tecnologías, a fin de simplificar las tareas profesionales.

La contabilidad moderna se integra con bases de datos, para que mediante sus registros se establezcan nuevas formas de escribir la historia de las operaciones que dan vida a la administración de las organizaciones y dejar en el pasado el arte de arrastrar el lápiz.

Al ejercicio profesional de la práctica contable no se le ha dado el sentido científico, promotor del desarrollo de la investigación con ese carácter. Durante años se ha actuado sobre bases resueltas a las necesidades de adaptación del entorno requerido para atender situaciones de resultados sobre parámetros preestablecidos en las que el contador público debe adaptarse para cumplir su misión profesional luego de sustentarse en aspectos prácticos y normativos.

Sucede que los profesionistas no ven a la contabilidad desde la óptica de la ciencia, en la que se formule un trabajo de investigación para encontrar nuevas teorías, en razón de que el contador ha ejercido su labor de manera regulada sin pensar en el desarrollo científico.

Desde la formación profesional universitaria, el contador va creciendo con ideas de cómo ejecutar un programa, ideas que se lleva al ejercicio profesional, preocupándose sobre qué nuevo software está en el mercado para instalarlo y ejecutar sus tareas y actividades mediante registros fríos a fin de cuidar que se cumpla con ciertas normas o reglas para validar los resultados finales, con el fin de estar a la medida del mercado laboral.

Jorge Tua Pereda (1946) dice que la contabilidad se situó como ciencia cuando se separó de la teneduría de libros de la verdadera ciencia contable.

Según Vicente Montesinos, la etapa científica de la contabilidad se consolida en los años cincuenta, cuando Richard Mattessich desarrolla un modelo matemático para registrar la contabilidad por medio de matrices algebráicas.

Estos modelos matemáticos no deben estar aislados de otras ciencias para que puedan incorporarse; se requiere auxiliarse de otras disciplinas como la estadística, la sociología, la economía, el derecho y la administración.

No hay duda que la contabilidad se manifiesta en constantes cambios y evoluciona por los nuevos requerimientos y necesidades que surgen desde la formación académica hasta de quienes necesitan de ella. Sin embargo, se hace imprescindible que los que estamos inmersos en ella nos preguntemos qué tanto conocemos del método científico para trasladarlo al estudio metodológico de la contabilidad como polo de desarrollo.

CONTA_MG_2002

Cecilia Barreto, Is never enough 20 (Nunca es suficiente 20), 2016 (detalle). Cortesía Galería Luis Adelantado.

CONTA_MG_1917-copiag

Cecilia Barreto, Is never enough 3 (Nunca es suficiente 3), 2016. Cortesía Galería Luis Adelantado.

CONTA_MG_2059

Cecilia Barreto, Is never enough 6 (Nunca es suficiente 6), 2016. Cortesía Galería Luis Adelantado.

La globalización forma parte de un proceso histórico […] En consecuencia, los procesos contables también se internacionalizan para dar paso a la armonización de los criterios contables mediante las Normas Internacionales de la Información Financiera

La obra de Cecilia Barreto (Ciudad de México, 1985) está orientada a la investigación teórico-artística de eventos recientes para desarrollar, a partir de ellos, sus propias narrativas. Actualmente es becaria del programa BBVA Bancomer-MACG. La Galería Luis Adelantado presenta hasta el 20 de enero de 2017 la exposición Cecilia Barreto. Mercados felices  en la que a través de 40 obras, la artista explora la visualidad relacionada con el capitalismo financiero.

luisadelantado.com

C.P. José Luis Solórzano Mandujano es Maestro en administración internacional, catedrático en el área contable y fiscal de Universidad Humanitas campus Tijuana.

1 comment

Deja un comentario