PARQUE HÍDRICO LA QUEBRADORA

Todas las imágenes: Parque Hídrico La Quebradora. Renders de @LinoPau para La Quebradora. Cortesía de Loreta Castro.

por Pablo Goldin

EN EL ORIENTE DE LA CAPITAL MEXICANA SE TRABAJA EN UN PROYECTO QUE, ATENDIENDO LAS NECESIDADES URBANAS Y CIUDADANAS, OFRECE RESPUESTAS PUNTUALES QUE AYUDAN A MEJORAR LA VIDA COTIDIANA DE LOS HABITANTES DE LA ZONA.

No es sorpresa, los habitantes de la Ciudad de México nos ahogamos en problemas urbanos de toda índole y los medios para hacerles frente no parecen poder absorber las complejidades que implica construir infraestructuras y obras públicas en la actualidad.

¿A quién o qué privilegiar en la concepción de proyectos urbanos, arquitectónicos y artísticos, con tantos matices a tomar en cuenta? Y, sobre todo, ¿quién debería llevar a cabo los proyectos que mayor impacto tienen en nuestro entorno?

El Parque Hídrico La Quebradora, una obra en proceso de construcción en la delegación Iztapalapa, ofrece una serie de respuestas puntuales a estos cuestionamientos que podrían contribuir a un debate más grande sobre el manejo de la ciudad. Comencemos por el sitio, el terreno, como especificaron en una conferencia de prensa los coordinadores generales del proyecto, Manuel Perló Cohen y Loreta Castro Reguera, era un terreno baldío bardeado que corría el riesgo de ser invadido o privatizado en el futuro. Escenarios con problemáticas y oportunidades similares existen a lo largo del país, sin embargo en este caso, el vacío tomó una premisa distinta y mucho más salomónica en la vocación que le fue atribuida, el proyecto contempla dar soluciones a los conflictos que radican en la zona y también responder a los que atañen a la ciudad de manera conjunta. El parque cumple funciones urbanas al ofrecer un espacio público recreativo que sirve para mejorar la conectividad en la zona y a su vez cumple funciones relacionadas con temas hídricos como la captación y purificación de agua y la absorción de ésta en el subsuelo. Sumado a esas dos premisas, el proyecto contempla equipamientos culturales y comercios que ayudarán a mejorar la calidad de vida de los usuarios y los predios colindantes. Es, en la suma de sus acciones, una visión integral de cómo mejorar un pequeño cacho de la ciudad.

[…] una grata lección de arquitectura, ingeniería, gestión social y trabajo multidisciplinario […].

El proyecto, acreedor al Oro de la emisión 2018 de los Premios Globales LafargeHolcim para Construcción Sustentable, no sólo representa una grata lección de arquitectura, ingeniería, gestión social y trabajo multidisciplinario elaborado por más de 50 especialistas de diversas disciplinas, entre los que destacan Yvonne Labiaga Peschard, Elena Tudela Rivadeneyra,  Gustavo Rojas, Oscar Torrentera, Julián Arroyo y Víctor Luna, sino que nos invita a pensar que los impuestos recaudados pueden ser aplicados en iniciativas similares, abriendo la puerta al gobierno, la sociedad y las universidades a hacer un contrapeso al mercado inmobiliario acostumbrado a determinar cómo deben vivir los habitantes de la Ciudad de México. Como ya mencioné, aunque nos ahogamos en problemas, también existen caminos para solucionarlos, aquí, uno muy prometedor.

008
004_acceso
1_Reservorio
001_museo

Todas las imágenes: Parque Hídrico La Quebradora. Renders de @LinoPau para La Quebradora. Cortesía de Loreta Castro.

Pablo David Goldin Marcovich es arquitecto por la UNAM y escritor. Su práctica se enfoca en temas de diseño y comunicación vinculados a la construcción de la ciudad. 

1 Los premios LafargeHolcim son el concurso más importante a nivel mundial que galardona al diseño sustentable y reconoce proyectos innovadores e ideas orientadas al futuro. 

Deja un comentario