LA FUERZA DE CREACIÓN NO ES BRUTA

Jerszy Seymour, Amateur Workshop #6 (Taller amateur #6), Broehan Museum, Alemania, 2016. Cortesía del artista. jerszyseymourdesignworkshop.com

por Kassim Vera

EL DISEÑADOR ALEMÁN JERSZY SEYMOUR PIENSA LA POTENCIA CREATIVA DESDE EL LUGAR DEL AFICIONADO E INVITA A LOS ESPECTADORES A CONVERTIRSE EN PARTICIPANTES ACTIVOS DE UN EJERCICIO DE IMAGINACIÓN Y CONSTRUCCIÓN COMPARTIDA DE ALTERNATIVAS SOCIALES.

Hablar de fuerza siempre implica vincularse a conceptos como músculo, tenacidad o robustez. En este sentido, la fuerza de creación (concebir algo nuevo y desarrollarlo) se podría pensar como aquella que se obtiene y pule a partir de la tenacidad, la práctica y el desarrollo de un talento; poco hablamos de la inquietud del que crea, de sus impulsos e incluso de las molestias que le motivan a crear.

Un sector grande de la población piensa todavía que el diseño es un ramo “de creativos”, en el que para ser bueno hay que ser “más artístico”. Nuestra sociedad sigue rezagada haciendo una división inútil entre perfiles creativos y perfiles más técnicos, metódicos, racionales. Sin pensar, se genera una autoexclusión por parte de aquellos que se conciben como no creativos: se privan de la satisfacción de producir algo que sea reconocido como nuevo o novedoso, se reprime un impulso de mejora del entorno, se ofusca una percepción de seguridad propia y personal: “no quiero mostrarle mi creación al otro por miedo de que sea mala”. Esta división produce que aquel que se autoexcluye de la creación se aísle también de los museos, los libros de arte, el diseño, el teatro y la música: esta represión puede ser un motivo por el cual nos desenvolvemos generalmente en espacios no armoniosos, desordenados, poco funcionales y hay que decirlo, feos.

El arte, desde hace mucho tiempo y por fortuna, dejó de estar vinculado con el virtuoso, que pinta muy bien o que esculpe majestuosamente. Hoy este virtuoso está relegado a museos de medio pelo, a colecciones de museos clásicos o a colecciones de fundaciones, incluso a memes. La monopolización de la creación es hoy una fuerza debilitada tanto en el arte, como en el diseño. Muchos artistas han trabajado con otorgar/dar/promover/demostrar que la fuerza de creación está en cualquier persona, que tal vez no sea una “fuerza” per se, ni algo que se cultiva ni para lo que se practica: desde la Gesamtkunstwerk (obra de arte total) de Kurt Schwitters, los ready-made de Duchamp, la escultura de Caro, los instructivos de Sol LeWitt, los Untitled de Donald Judd y los minimalistas, las encuestas de Hans Haacke y sobre todo Joseph Beuys, Beuys más que nadie. En diseño, la no monopolización de la creación y los procesos se han dado a partir de compartir el producto de la creación con los demás para que éstos puedan crear: Enzo Mari con su Autoprogettazione le permite a cualquiera (aún) producir gran cantidad de mobiliario; Ken Isaacs y sus Living Structures creadas a partir de su Matrix invitan a cualquier persona a apropiarse de un sistema con un sinfín de posibilidades para crear desde un objeto pequeño como una lámpara, hasta una pieza de mobiliario, una habitación entera o una pequeña casa.

Plantear que cualquiera tiene la fuerza para crear es encontrar un punto de partida en común, un lenguaje compartido, un concepto lo suficientemente flexible que pueda ser asimilado, adoptado y utilizado por los demás. El trabajo de Jerszy Seymour (Berlín, 1968), especialmente el vinculado con lo que él generalmente define como “Amateur”, acompañado de la explicación “meaning lover, appasionato, non-professional”. Seymour comprende lo amateur como un concepto que puede ayudar a que todos “creemos”, que dicha fuerza de creación se produzca en todo aquel con la intención. Lo interesante es que, por creación, Seymour no sólo plantea mobiliario, sino visiones conjuntas: la construcción de alternativas, utopías y posibilidades.

Seymour inició con la Amateur Wax, una especie de cera de policaprolactona (PCL), un poliéster alifático biodegradable con un bajo punto de fusión de alrededor de 60°C con el que produjo la serie Amateur Furniture y Amateur Chair y el Amateur Workshop.

El Amateur Workshop, por ejemplo, invita a los asistentes a discutir y construir alternativas sociales, una especie de utopía conjunta en un espacio en el que todos los participantes primero deben “construir” usando maderas y la Amateur Wax. Esto, según Seymour, genera un espacio que busca producir en los participantes una satisfacción ofrecida por hacer, ser y compartir, una seguridad para pensar, comunicar y crear una nueva utopía. Invita a cualquiera a utilizar las manos para crear con un material relativamente seguro (recordemos su bajo punto de fusión) y fácil de trabajar, una metáfora para unir cosas y personas: un material que se transforma, que permite a todos crear un espacio que luego incluye un programa público abierto de seminarios, talleres y eventos que no dejan de transformar el espacio y la discusión de los amateurs.

Dice Seymour sobre los espacios producidos en los Amateur Workshop:

Nos damos cuenta de la necesidad de poner todo en cuestionamiento, creemos más en preguntas que en respuestas. No es la utopía la que nos preocupa, pero sus preguntas. Desde que el comunismo es una memoria y el capitalismo una realidad colapsando, es un cambio de perspectiva paradigmático que necesitamos para renegociar nuestra relación con el mundo que nos rodea y abrir el potencial existencial y discutir la situación de la vida. Nos guiamos como niños: ilógicos, irracionales, pero cuidadosos y compasivos. Subimos los picos de significados y exploramos valles de estados psicológicos desconocidos con asombro, emoción y algún sentimiento de conspiración. El lugar al que llegamos no es tan importante como el viaje que realizamos. Viva la utopía.¹

Aceptar que la fuerza de creación se encuentra en todos significa plantear que cualquiera puede reconfigurar nuestro entorno, entendido como espacio o sociedad. Hoy más que nunca no podemos limitar la posibilidad de producir alternativas a nuestros modelos a unas cuantas personas, por ello, la perspectiva Amateur es hoy más trascendente que nunca como un campo común de creación donde una fuerza se transforma en energía.

1_AMATEUR FURNITURE, ESTHER SCHIPPER GALLERY, 2009

Jerszy Seymour, Amateur Furniture (Mobiliario amateur), Esther Schipper Gallery, 2009. Cortesía del artista. jerszyseymourdesignworkshop.com

[…] busca producir en los participantes una satisfacción ofrecida por hacer, ser y compartir, una seguridad para pensar, comunicar y crear una nueva utopía.

AMATEUR DIAGRAM

Jerszy Seymour, Amateur Diagram (Diagrama amateur), Cortesía del artista. jerszyseymourdesignworkshop.com

1_AMATEUR WORKSHOP #1, GALERIE DES GALERIES LAFAYETTE, PARIS, 2010

Jerszy Seymour, Amateur Workshop #1 (Taller amateur #1), Galerie des Galeries Lafayette, París, 2010. Cortesía del artista. jerszyseymourdesignworkshop.com

Kassim Vera dirige el proyecto de educación y crítica de diseño Emerge MX. Está a cargo de la Jefatura de Diseño y Multidisciplina de la Secretaría de Cultura del Gobierno de Jalisco. Es profesor en la Escuela de Arte, Arquitectura y Diseño del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey. Escribe de diseño para diversas revistas.

1. Jerszy Seymour, Coalition Of Amateurs en el MUDAM. Consultado el 15 de marzo 2019. https://bit.ly/2VAa18x (en activo el 11 de abril 2019).

Deja un comentario

error: Contenido protegido !!