LA EDUCACIÓN DESDE LA PERSPECTIVA DE LA CONTABILIDAD

Thomas Ehgartner, Meaning Minus Truth Conditions #1 (Significado sin condiciones verdaderas #1, detalle), 2006. Akademie of fine Arts - Viena. Cortesía del artista. Fotografía de Iris Ranzinger.

por Daniel Guerrero García

¿QUÉ ELEMENTOS HAY QUE TOMAR EN CUENTA PARA IMPARTIR CONOCIMIENTOS DE CONTABILIDAD? ESTE TEXTO PROPONE ALGUNAS HERRAMIENTAS PARA AGILIZAR Y ENRIQUECER LA EXPERIENCIA EDUCATIVA EN LA DISCIPLINA CONTABLE.

M.M.T.C.-#5-(4)

Thomas Ehgartner, Meaning Minus Truth Conditions #5 (Significado sin condiciones verdaderas #5), 2016. Frappant Galerie - Hamburgo. Cortesía del artista. Fotografía de Jakob Börner.

M.M.T.C.-#1-(6)

[…] existe otra forma de impartir clases para el área de contabilidad e impuestos.

M.M.T.C.-#1-(8)

Thomas Ehgartner (Austria, 1977) se inspira en el contexto de saturación de información en el que vivimos hoy para crear “archivos limitados para un todo infinito”. El proyecto Meaning Minus Truth Conditions, ingeniosamente, utiliza millares de libros para sintetizar la historia de la información desde Gutenberg hasta Wikipedia.
thomas-ehgartner-blog.tumblr.com

La presente propuesta es una visión personal sobre la educación del área contable en México. A pesar de las opiniones generalizadas, mi experiencia y los resultados de la metodología que he observado en los distintos maestros en México y Estados Unidos a nivel universitario me llevan a las siguientes ideas.


LA EDUCACIÓN EN LA CONTABILIDAD EN MÉXICO

Tradicionalmente, los maestros universitarios en México imparten la clase de contabilidad en términos genéricos, básicamente conceptuales. Esto es, enseñan el concepto con ejemplos prácticos para que los alumnos lo entiendan. Posteriormente, después de un cúmulo de información conceptual y práctica, el examen consiste básicamente en memorizar los conceptos o resolver problemas vistos en clase. El resultado puede ser excelente cuando la mayoría de los alumnos tienen buena memoria. Sin embargo, al pasar de los días, no recuerdan lo memorizado con anterioridad y el resultado final se diluye.

Además, los maestros de nuestras universidades utilizan diversos libros usualmente difíciles de conseguir o peor aún, difíciles de comprar. Por lo tanto, las clases se pueden volver de dictado y consecuentemente aburridas.

Por fortuna, con la llegada de la tecnología, algunos maestros utilizan herramientas novedosas como el proyector, que facilita la clase con distintas aplicaciones, por ejemplo, Power Point, Acrobat, Word, Excel, entre otras. Sin embargo, la mayoría, por no decir todos, no comparten las proyecciones de las clases.

No digo que las clases sean aburridas pero existen distintos motivos por los cuales las lecciones en una universidad pudieran catalogarse así sin necesariamente serlo:

  • No preparar los contenidos de clase para cada día.
  • Dictar los temas.
  • Utilizar distintas fuentes de bibliografía para una sola lección.
  • No embonar los contenidos teóricos con los prácticos.
  • Hacer exámenes de memorización.
  • Sobre todo, no tener la actitud de enseñar.


LA EDUCACIÓN EN CONTABILIDAD EN ESTADOS UNIDOS

He tenido la dicha de estudiar en el extranjero y puedo opinar respecto de la manera de impartir la educación en Estados Unidos. Considero que las clases son uniformes con respecto a todos los maestros, esto es, tienen la misma metodología:

  • Primer día de clases. Durante la primera hora se comenta la trayectoria del maestro y las reglas del salón. Por ejemplo, no celulares, disponibilidad de asientos para discapacitados, inasistencias máximas, tareas, trabajos, cómo serán los exámenes y la forma de calificarlos.
  • Puntualidad. El maestro siempre está cinco minutos antes de iniciar la clase.
  • Continuando con el primer día, se inicia la clase teórica y práctica simultáneamente, evitando que sobre o falte tiempo para entender un concepto.
  • Uso del proyector primordialmente, pero con apoyo del pizarrón. Como anécdota, un maestro llevaba su altavoz y auricular para que se oyera la clase.
  • A partir del segundo día, la regla es traer la tarea de la clase anterior. La mayoría de los maestros se la llevan para revisar y traerla al día siguiente. Algunos otros, la revisan en el salón.
  • Forma uniforme de elaborar los exámenes. Todos los maestros utilizan la metodología del examen de opción múltiple. Esta técnica la utilicé en tres grupos universitarios y nunca hubo un estudiante que tuviera 100 absoluto, aunque algunos sacaran entre 85 a 95.
  • Los maestros sugieren comprar un solo libro por materia, no dos o tres. Ese libro, en el que está tanto la teoría como los casos prácticos, se utiliza todo el semestre siguiendo el orden temático que ahí se establece. Cabe hacer mención que el primer día de escuela, nos daban la guía de cómo se impartirían los capítulos diariamente y nunca se brincaban uno o daban tema por visto.

Los puntos vertidos sirven para conocer que existe otra forma de impartir clases para el área de contabilidad e impuestos. Esto no quiere decir que ésa sea la mejor manera pero desde mi punto de vista, es eficiente porque no se trata de memorizar, sino de entender el concepto impartido. Por esto, quisiera dejar las siguientes reflexiones para los presentes y futuros maestros de la materia: 1) El primer día de clase se deben exponer las reglas de la materia, 2) Utilizar un solo libro como guía desde el día uno hasta el fin del semestre, 3) Implementar exámenes de opción múltiple, no tener miedo a que los alumnos saquen diez, 4) Hacerlo vía internet en el portal de la universidad, cuando proceda, y 5) Siempre dejar tarea de los ejercicios del libro para reforzar lo visto en clases.

Lo más importante, después de todo, es empezar puntuales. Con estas sugerencias, las clases en las universidades podrán ser menos aburridas y más productivas en conocimiento y disciplina.

Daniel Guerrero García es Maestro en derecho fiscal, se desempeña en el Despacho Guerrero Vázquez, S.C. Contadores Fiscalistas y es profesor de Universidad Humanitas.

Deja un comentario

error: Contenido protegido !!