LA CREATIVIDAD LO ES TODO: RAFAEL Y WILFRIDO CASTILLO

por Alejandro Acevedo
fotografías de Munir Hamdan

LA EXPERIENCIA DE RAFAEL Y WILFRIDO CASTILLO AL FRENTE DE SU DESPACHO DEMUESTRA QUE CUANDO LA PASIÓN Y DETERMINACIÓN SON GRANDES NO SE NECESITA NADA MÁS QUE UNA MENTE CREATIVA PARA LOGRAR LOS OBJETIVOS.

Con menos de cinco años de existencia, Castillo & Asociados Abogados Penalistas ya se perfila como el mejor despacho mexicano especializado en juicios orales. Jóvenes y llenos de vitalidad, Wilfrido y Rafael Castillo atienden casos de delitos financieros, fiscales y bursátiles, fraude, lavado de dinero, homicidio y secuestro, entre otros. Con los fundadores de este despacho tuvimos esta conversación provechosa.

Rafael, Wilfrido, ¿podrían regalarnos algunos adjetivos o palabras clave que sirvan como presentación de ustedes y su despacho ante nuestros lectores?
Disciplina, perseverancia, pasión, tenacidad, estudio, esfuerzo, compromiso, ingenio, creatividad, honestidad y transparencia...

¿Qué formación tienen y cuándo decidieron tomar este camino profesional?
Wilfrido (W): Yo estudié la Licenciatura de derecho en la UNAM. Realicé una Maestría en derecho constitucional y derechos humanos en la Universidad Panamericana y otra en la California Western School of Law de San Diego donde me especialicé en litigación oral civil y penal. Cursé una especialidad en sistema penal acusatorio y otra en derecho penal, ambas en la Escuela Libre de Derecho en donde he impartido clases en la unidad de posgrado en derecho penal.

Rafael (R): Como Wilfrido, estudié la Licenciatura en derecho en la UNAM y obtuve mención honorífica. También en la UNAM cursé una Maestría en derecho. Realicé un doctorado en derecho en la Universidad de España y México y obtuve el grado con la tesis El derecho como argumentación. Tengo una especialidad en derecho de amparo por la Universidad Panamericana y otra en prevención y persecución de operaciones de procedencia ilícita en el Instituto Nacional de Ciencias Penales (INACIPE) de la PGR. Soy profesor de teoría del conocimiento en la UNAM y he impartido clases en la Escuela Libre de Derecho. Quiero agregar que, estudiando en la Escuela Libre de Derecho, Wilfrido y yo compartimos aula. A la pregunta sobre cómo tomamos este camino profesional, tenemos que contar a nuestros amigos de Universidad Humanitas que venimos de una familia de abogados; ése es nuestro linaje.

Si pudieran regresar el tiempo a sus años de estudiantes, ¿harían algo diferente?
Aprovecharíamos mejor el tiempo porque los estudios universitarios no son para siempre. Son -eso sí- un punto de arranque. Por eso debemos aprender todo lo que podamos mientras estemos en la escuela ya que en la vida profesional no hay lugar para las equivocaciones; no hay cabida para el error.

¿Cómo inició el despacho Castillo & Asociados Abogados Penalistas?
R: Recuerdo que fue un jueves y que el despacho Castillo & Asociados Abogados Penalistas fue producto de una decisión conjunta tomada por Wilfrido y un servidor.

W: Yo quiero contarles a nuestros amigos de Humanitas que hace cuatro años esta oficina no era nada de lo que es hoy. Nosotros nos metimos de lleno en la confección de este proyecto y de sus instalaciones, diseñamos personalmente nuestras oficinas y creamos -entre otros espacios- la sala de audiencias de nuestra firma.

¿Se inspiraron en algo para crear estos interiores tan sobrios y acogedores?
R: Sí. Uno de nuestros modelos fue el despacho de la exitosa serie de televisión Shark.

Y en términos laborales, ¿a qué retos se enfrentaron y cómo resolvieron los principales obstáculos?
W: Nuestro primer obstáculo fue el dinero, pero muy pronto comprendimos que, trabajando duro, con fuerza de voluntad y actualizando continuamente nuestros conocimientos en materia de sistema penal acusatorio y juicios orales, resolveríamos el problema económico.

R: El segundo gran obstáculo fue nuestra juventud. Hace cuatro años Wilfrido tenía 23 años y yo 26. En los litigios, nuestros contrarios -siempre con más años que nosotros- nos veían como unos “niños” y buscaban que nos sintiéramos como un par de inexpertos.

Pero a propósito de algunos cambios en la ley procesal penal que empezaron a ocurrir en 2008 y se consolidaron en 2016, nuestra juventud, que en principio había significado un obstáculo, devino una ventaja. Y es que nos dimos cuenta de que, para realizar juicios orales según el nuevo Sistema de Justicia Penal, hacen falta vitalidad y dinamismo, atributos propios de la juventud. En resumen, y en cuanto a juicios orales se refiere, no hemos perdido un solo caso.

Si en el futuro se les llegara a presentar algún fracaso, ¿cómo lo enfrentarían?
R: Preparándonos más.

W: Ideando mejores estrategias para litigar.

¿Nos pueden contar cómo es uno de sus días laborales?
W: Yo les puedo contar lo que hice ayer. Me levanté bastante temprano para alistar mis cosas del dia. Después de bañarme y desayunar, me encaminé al Reclusorio oriente. Después me dirigí al Centro de Justicia Penal de Ciudad Nezahualcóyotl, para finalmente asistir a un juicio oral que, por cierto, se retrasó dos horas.

R: Yo quiero agregar que además de litigar, en nuestras oficinas impartimos cursos y talleres de argumentación y litigio en etapa de juicio oral a jóvenes de hasta 30 años. Entonces, nuestro despacho se convierte en un plantel cuyo sistema de educación continua ha llegado a beneficiar a más de 500 estudiantes. También impartimos cursos en la PGR y en los Tribunales de Justicia de algunas partes del país. Aquí los días laborales son de 48 horas.

Defendemos la libertad y el patrimonio de quien busca nuestros servicios.

¿Cómo definirían la creatividad en el ámbito del derecho?
R: La creatividad lo es todo. Abro un paréntesis para informar que la estrategia que se conoce como “creación de realidades” no sólo sirve a propósitos negativos sino también a una manera positiva de litigar. Este recurso que suena a realidad virtual puede ser de gran utilidad durante un juicio oral. En materia de litigios puedes tener muchos conocimientos, mucho estudio, mucha preparación académica, pero si careces de ingenio estás reprobado. Reprobado podría significar que no supiste cómo conseguirle la libertad a una persona que se la merece porque es inocente.

¿Qué herramientas creativas han utilizado para que el despacho se haya convertido en uno de los más importantes del país en materia de juicios orales?
W: Ya nos referimos antes a la creación de realidades. Pero también utilizamos el programa de rasgos faciales desarrollado por el FBI. Además, fuimos el primer despacho mexicano especializado en Sistema Penal Acusatorio que obtuvo una licencia para utilizar un software que recrea eventos criminales.

¿Qué es lo que más les apasiona de su trabajo?
W: Todo.

¿Les parece que se pueden conjugar pasión y creatividad para desarrollar proyectos exitosos?
R: Por supuesto. Si no hay pasión no hay creatividad, van completamente unidas. Ambas representan los mejores recursos para defender un proyecto de vida, una reputación, la libertad de un inculpado.

Desde su perspectiva como jóvenes abogados, ¿cómo evalúan el contexto social, político y económico que vive nuestro país?
W: Somos un país rico. Hay pluralidad y tranquilidad política, aunque no negamos que en algunos estados haya robo de urnas, compra de votos, entre otras. En lo que sí andamos mal es en cuestiones sociales. Somos -en una medida considerable- una sociedad corrompida. Sé que esto suena fuerte y, aunque hay muchos mexicanos de bien, tenemos “líderes sociales”, como los narcotraficantes, que aparecen como hombres de éxito. Esto es gravísimo. Hemos normalizado la violencia.

Tratando de usar la creatividad y pensando fuera de los parámetros tradicionales, ¿qué soluciones a corto y a largo plazo se les ocurren para mejorar el panorama actual de México?
W: Creemos que se puede revertir la situación negativa si se concientiza a los padres de familia sobre los beneficios de infundir valores sólidos desde la casa.

R: Diría que hay que mejorar el salario de los profesores de educación básica y que no se debe reprimir a los maestros cuando exigen mejores condiciones de vida. ¡Hace 18 años que el gobierno no crea escuelas!

W: Hay que robustecer los servicios de salud.

R: Y en cuanto a políticas públicas, diría que no podemos cerrar los ojos ante una realidad que nos revela que en las cárceles sólo hay gente pobre.

¿Cómo colabora el despacho Castillo & Asociados Abogados Penalistas en el proceso para mejorar esta situación?
R: Ya hemos mencionado nuestro sistema de educación continua impartido a más de 500 jóvenes. Además, hemos creado la organización “Alto al Feminicidio MX” con la que prestamos ayuda gratuita a quien lo solicite. Damos cursos para los familiares de las víctimas de feminicidio para que aprendan cómo denunciar y talleres sobre cómo prevenir este tipo de delito. “Alto al Feminicidio MX” es una asociación sin fines de lucro que ofrece acompañamiento legal en la denuncia del hecho ante las autoridades ministeriales y seguimiento en la investigación, así como litigio estratégico.

¿Qué consejo pueden compartir con la comunidad Humanitas para alcanzar objetivos y metas, así como para contribuir al positivo desarrollo de nuestro país?
W: Nunca permitan que les digan “no se puede” o “eso no se va a poder”.

R: Concluyan sus estudios y busquen asesoría en planificación financiera.

W: Hagan las cosas lo mejor que puedan.

R: Y, finalmente, estudien y trabajen para ser el número UNO en lo que hacen.

 Tomamos como propios los casos de nuestros clientes.

untitled shoot-034

Deja un comentario