INTELIGENCIA INTRAPERSONAL: EL LÍDER Y SUS EMOCIONES

Todas las imágenes son fotografías de las instalaciones alrededor del mundo del proyecto Humanae de Angélica Dass. Cortesía de Studio Angélica Dass.
Instalación de Humanae en Madrid, España - Max Estrella. © Angélica Dass.

por Oswaldo P. Sandoval

EN LAS DINÁMICAS INTERNAS DE UNA EMPRESA RESULTA CRUCIAL CONTAR CON LÍDERES QUE, MÁS ALLÁ DE SUS CAPACIDADES DE GESTIÓN Y ADMINISTRACIÓN, DESARROLLEN UNA INTELIGENCIA EMOCIONAL AGUDA PARA IDENTIFICAR Y GUIAR LAS SENSIBILIDADES DE SUS TRABAJADORES Y LOGRAR UN MEJOR DESEMPEÑO.

“No olvidemos que las pequeñas emociones son los grandes capitanes de nuestras vidas y las obedecemos sin darnos cuenta”.

—Vincent van Gogh

“Quienes se hallan a merced de sus impulsos —quienes carecen de autocontrol— adolecen de una deficiencia moral porque la capacidad de controlar los impulsos constituye el fundamento de la voluntad y del carácter”.

—Daniel Goleman

Las empresas actuales se enfrentan a grandes retos. Por una parte, está el enfoque externo: ofrecer los productos y servicios que la organización genera a fin de cumplir con las expectativas del cliente; en la otra, trabajar con la parte interna de las empresas: estructura, toma de decisiones, productividad, eficiencia organizacional y el recurso humano. Como estos elementos son necesarios para que el negocio funcione, las organizaciones deben trabajar constantemente en mejorar los aspectos internos y externos. En este artículo se abordará la parte interna de las empresas con énfasis en el recurso humano, ya que juega un papel fundamental para cumplir con las metas.

El reto de las organizaciones es desarrollar a grandes líderes que posean diversas capacidades y habilidades, como tomar decisiones, guiar equipos eficientes de trabajo y relacionarse con el cliente interno y externo de la empresa. Por ello se debe trabajar en conocerse a uno mismo, evaluarnos objetivamente y modificar comportamientos para ganar mayor influencia entre las personas. Por lo anterior la inteligencia intrapersonal tiene que ser una de las habilidades directivas que debe poseer el líder de hoy: conocer las fortalezas y áreas de oportunidad, además de autoconocerse, autoevaluarse y poder controlar las emociones.

Las emociones juegan un papel sumamente importante en nuestras vidas. ¿Cuántas veces hemos escuchado decir que “los problemas de la empresa se quedan en la empresa”? Sin embargo, esta forma de pensar no es correcta ya que no es posible cambiar de chip y listo. Las emociones las cargamos todo el tiempo y pueden llegar a dominar nuestro juicio e impactar nuestra forma de expresarnos y dirigirnos a la hora de cumplir con los objetivos y metas, interactuar con las personas y tomar decisiones. Así se comprueba la relación administración-emoción.

Todos los días en las empresas surgen situaciones en las que los supervisores, coordinadores y/o personal directivo se enfrentan con los colaboradores. Muchos de esos conflictos tienen como base las emociones. Tal como lo menciona van Gogh, las emociones toman el control de las personas y las influyen en determinado momento. La ira, el miedo o la frustración, incluso sentirse amenazado, pueden resultar en actos impulsivos al no ser manejados adecuadamente.

En alguna ocasión, una llamada de atención por parte del supervisor y la subsecuente reacción del empleado culminaron en golpes en el área de trabajo; el supervisor no supo manejar el enojo del colaborador. Si se hubiera manejado de otra forma, este tipo de situaciones pueden generar empatía al tratar de entender y buscar en la medida de lo posible ayudar y ser de apoyo para el empleado.

Aquellas situaciones en las que no somos capaces de frenar los impulsos generan sentimientos que perduran y que arrastramos a otros ámbitos de nuestra vida. Como consultor he sido testigo de cómo los directivos de algunas empresas no toman buenas decisiones al enfrentarse a problemas personales que sin duda afectan su desenvolvimiento. Por otra parte, ser tolerantes a la frustración ante situaciones caóticas puede servir para enfrentar las dificultades.

Nos debe quedar claro que somos los administradores de nuestro propio bienestar, así como los directores del camino que habremos de seguir en conjunto con nuestros colaboradores.

Por ejemplo, la situación actual de la pandemia a nivel mundial ha impactado a las empresas porque han caído las ventas, y algunas empresas han cerrado parcial o definitivamente sus operaciones, o han recurrido a despidos de personal. Estos momentos emocionales vulnerables, aun con el miedo latente del contagio, se deben controlar y seguir aplicando los conocimientos en administración y dar dirección a la empresa.

El líder debe aplicar la resiliencia, esa capacidad de hacer frente a las adversidades y salir fortalecido, tanto en el ámbito personal como en el profesional. Nos debe quedar claro que somos los administradores de nuestro propio bienestar, así como los directores del camino que habremos de seguir en conjunto con nuestros colaboradores. Una de las herramientas necesarias para lograr nuestras metas es poder entender las emociones y aprender de ellas.

En el Modelo de Inteligencias Múltiples de Howard Gardner se mencionan ocho tipos de inteligencias diferentes que se pueden poseer. Entre ellas habla de la inteligencia intrapersonal como el “grado en el que conocemos los aspectos internos de nuestra propia manera de pensar, sentir y actuar”. Dicho de otra manera, representa nuestra habilidad para conocernos a nosotros mismos, de manera objetiva y ecuánime, para identificar los diversos sentimientos que definen nuestra propia manera de ser y el tipo de estímulos que pueden inducirnos a cada uno de ellos, discernir entre distintos estados de ánimo y aprovechar los conocimientos para buscar regular nuestra conducta hacia objetivos determinados.

Además, nos ayuda a ser más asertivos en la forma de dirigirnos a nuestros colaboradores, jefes y compañeros de trabajo. De este modo, la inteligencia intrapersonal hace posible que podamos conocer los aspectos internos de nuestra mente y utilizar esta información a nuestro favor, además de ser un camino para el desarrollo personal y profesional.

Hoy las empresas le apuestan a que los ejecutivos desarrollen esta habilidad. Incluso al momento de ingresar se busca que el nuevo personal posea esta inteligencia, que controle las emociones y ayude en la administración correcta de la organización.

Copyright Edu León Habitat III. Quito. 11

Instalación de Humanae en Quito, Ecuador- Habitat III. Fotografía de © Edu León.

Copyright Angélica Dass (Sao Paulo)

Instalación de Humanae en Sao Paulo, Brasil. © Angélica Dass.

El líder debe aplicar la resiliencia, esa capacidad de hacer frente a las adversidades […].

Copyright_Juan Miguel Ponce. Valencia

Instalación de Humanae en Valencia, España. Fotografía de ©Juan Miguel Ponce. 

Iniciado por la fotógrafa brasileña Angélica Dass, Humanae es un proyecto en proceso que busca desplegar el espectro amplísimo del color de las pieles humanas a través del retrato de voluntarios que se ofrecen a participar. La adopción taxonómica del sistema Pantone sirve para desjerarquizar cualquier rasgo de género, raza o edad y hacernos repensar la falsa predominancia de alguna raza. humanae.tumblr.com | angelicadass.com/humanae-project |
Instagram @humanae_project

Oswaldo Papaqui Sandoval, egresado de la Licenciatura de administración de empresas y Maestría en administración de negocios. Es consultor de empresas y docente a nivel licenciatura y maestría en materias de administración, liderazgo y recursos humanos.

Deja un comentario

error: Contenido protegido !!