ENTREVISTA CON SANTIAGO VILLANUEVA DURÁN: PASIÓN Y VOLUNTAD POR LA SEGURIDAD SOCIAL EN MÉXICO

por Carlos O. Noriega
fotografía de Munir Hamdan

EN ESTA ENTREVISTA SANTIAGO VILLANUEVA DURÁN NOS COMPARTE SU EXPERIENCIA COMO ABOGADO ASOCIADO DEL DESPACHO BASHAM, RINGE, CORREA, S.C.; LOS BENEFICIOS QUE HA BRINDADO SU PRÁCTICA PROFESIONAL CON EL IMSS Y EL INFONAVIT, ADEMÁS DE SUS PROPUESTAS A FAVOR DE LA SEGURIDAD SOCIAL DEL PAÍS.

Santiago Villanueva Durán tiene 48 años, es un abogado mexicano, asociado del Despacho Basham, Ringe, Correa, S.C. Su trato es cordial. Su personalidad refleja la de un ejecutivo práctico, profesional y ordenado. Es nuestro líder en esta edición por la pasión que ha puesto a lo largo de su experiencia como consultor en Derecho de la Seguridad Social y docente.

¿Cómo inició su carrera como consultor en
Seguridad Social?
Primeramente, muchas gracias, Carlos, por la oportunidad de colaborar con la revista. Comencé a involucrarme en la seguridad social en 1996, trabajaba en Banco Santander, cuando se crearon las AFORE. Me trasladaron a la dirección jurídica de Afore Santander México para analizar el nuevo esquema de pensiones. Empecé a ver procedimientos de afiliación de los trabajadores y la administración de sus recursos en su cuenta individual; de allí me empezó la pasión por la Seguridad Social. Para mí el IMSS es una institución modelo, muy respetable, que merece existir y continuar.

Usted cuenta con una trayectoria profesional de 22 años como abogado, ¿cómo entiende actualmente el derecho y qué significa para usted?
El derecho es un sistema de normas que regula la conducta del ser humano para lograr una convivencia sana en la sociedad. En el caso de la Seguridad Social, la Ley del Seguro Social regula la actividad de los patrones, los trabajadores y el gobierno, para brindar servicios médicos, de subsistencia y de pensiones.

¿Qué significa para mí el derecho en esta materia? Una vigilancia constante de las autoridades hacia las empresas para que los trabajadores tengan beneficios, mediante las cuotas obrero-patronales, en materia de Seguridad Social: pensiones, derechos de salud, pago de incapacidades, atenciones de maternidad.

¿Cuáles son los valores que sostienen su práctica como abogado?
Basham, Ringe y Correa, S.C., Firma a la que tengo mucho cariño, me ha inculcado la ética profesional, la honestidad y la pasión para atender a nuestros clientes y los asuntos que nos encomiendan. Soy una persona apasionada, me gusta mi trabajo y lo disfruto. Siempre me involucro a fondo en el análisis de los asuntos y son muchas horas las que se invierten para obtener resultados que beneficien a nuestros clientes. Es muy interesante irme por un recoveco, buscar alguna estrategia, una solución u oportunidad que le pueda ofrecer al cliente. Hay que ser ético, honesto y muy entregado.

¿Cómo fue su integración a uno de los despachos más importantes y con mayor tradición en el país como Basham, Ringe y Correa, S.C.?
Estudié derecho en la Universidad La Salle y empecé a trabajar aquí en 1990, en el área de litigio fiscal. Inicié como pasante, y aunque estudiar y trabajar no es fácil, la vida del pasante requiere mucho compromiso. Te da mucha satisfacción saber que practicas lo que estudias y sobre todo cuando estás en un Despacho de tal trascendencia en el medio legal y jurídico del país.

¿Cómo define la Seguridad Social?
La Seguridad Social en nuestro país es una materia muy importante, porque el IMSS presta muchos servicios (médicos, guarderías, pensiones, pago de incapacidades cuando un trabajador se enferma o sufre un riesgo de trabajo). El Seguro Social tiene médicos e instalaciones de primer nivel, funcionarios especializados en temas de afiliación, cómo evitar una duplicidad, una homonimia. Eso nos protege porque sabemos cuántas semanas hemos cotizado y dónde está nuestro dinero, lo que no pasaba antes. Y más gracias a la tecnología. Antes, acudir a una cita en una clínica del IMSS era tortuoso. Hoy puedes sacar una cita en el teléfono. Puedes consultar tus semanas de cotización, con qué salario estás registrado y esos servicios han mejorado y brindado mucha calidad y calidez también. El IMSS se ha acercado más a los trabajadores y a los patrones. El Instituto proporciona cursos a los patrones para que se actualicen, antes llegabas a formarte en la ventanilla cuatro o cinco horas para realizar una consulta, presentar algún escrito o realizar un proceso de afiliación. Con ese acercamiento hacia el derechohabiente y al patrón, se han facilitado las cosas.

Desde su perspectiva profesional, ¿qué cambios en materia de Seguridad Social son los más relevantes en los últimos tiempos?
Las modificaciones al nuevo esquema de pensiones surgieron en 1997. Antes, en la ley de 73 se preveía que un trabajador que cumpliera 65 años y tenía 500 semanas de concesión, podía retirarse, pero sin saber cuánto tenía ahorrado. Con el nuevo esquema que prevé la Ley del IMSS de 1997, el trabajador conoce, mediante las Administradoras de Fondos para el Retiro, cuántas semanas ha trabajado, en dónde lo ha hecho y si su patrón ha pagado las cuotas obrero-patronales. Ahora un trabajador puede consultar en su teléfono dónde ha trabajado, con un clic vienen todos los centros de trabajo: si has trabajado en Basham, en Santander, en AFORE Santander, en Serfín, allí te desglosa todos y con qué salario cotizas. Eso es importante porque significa transparencia, las AFORE te informan en un estado de cuenta cuatrimestral cuánto llevas ahorrado. Ésa fue una parte novedosa al crear las AFORE. Otra es el de las prestadoras de servicios, las famosas outsourcing. En 2009 se estableció una reforma en la que los patrones y las empresas prestadoras de servicios tienen que subir información respecto de los trabajadores que contratan a fin de controlar esquemas de evasión; así como hay patrones honestos y cumplidos, también hay quienes no quieren cumplir sus obligaciones.

Otro punto importante sucede en el sector de la construcción. Hay trabajadores que perciben salarios mínimos, que no tienen prestaciones y las labores que realizan son arriesgadas. Con el nuevo mecanismo que se llama Sistema Integral de Registro de Obras de la Construcción (SIROC), se facilita que el patrón registre a los trabajadores y está obligado a cubrir las cuotas de riesgo de trabajo y las obrero-patronales. Esto beneficia a los trabajadores ya que pueden recibir atención en el Seguro Social si sufren algún accidente. Son cambios trascendentes y más apoyados en la tecnología. Hoy, en cualquier dispositivo móvil, tienes acceso a servicios inmediatos. ¿Quieres una constancia de semanas? ¿Quieres saber cuántas semanas tienes? Ahí las encuentras. Los patrones tienen la obligación, cuando son más de 300 trabajadores, de presentar dictamen. Antes los contadores públicos registrados lo hacían y eran unas filas interminables.

¿Qué problemáticas actuales enfrenta nuestra sociedad en materia de Seguridad Social y qué propuestas aportaría usted para mejorarlas de manera objetiva?
Somos muchos los trabajadores que necesitamos servicios de Seguridad Social, esto es, de atención médica, el pago de alguna pensión, de alguna incapacidad. No estamos exentos de una enfermedad o un accidente. Este volumen de trabajadores y de servicios puede colapsar los servicios del IMSS. Sin embargo, se han inaugurado nuevas clínicas y hospitales, se han modernizado los equipos, se han ampliado los servicios médicos y pienso que en ese aspecto se ha mejorado y bastante. La atención al derechohabiente se tenía que solucionar, estaba muy retrasada y gracias a la tecnología y a la dirección actual, el trato es más cordial.

¿Qué propuestas aportaría? Las cuotas del Seguro Social que se cubren sirven para que recibamos cinco tipos de servicios o seguros: el de Riesgos de Trabajo; el Seguro de Retiro, Cesantía en Edad Avanzada y Vejez; el de Enfermedades y Maternidad; el de Invalidez y Vida, y, el Seguro de Guarderías y Prestaciones Sociales. Las guarderías del Seguro Social brindan ahora educación preescolar, es una de las novedades de esta administración y se pretende que el tiempo de la guardería se amplíe más para que las madres y padres trabajadores tengan más tiempo para desarrollar sus labores.

¿Qué sugerencia tengo? Muchos trabajadores se quedan sin trabajo y en lo que consiguen pasan 6 o 7 meses o tal vez más. La Ley del Seguro Social permite disponer de una parte de los recursos en los fondos para el retiro, lo que no se sabe es que así van a disminuir las semanas de cotización. Esto es, si el requisito mínimo para pensionarse son 1250 semanas de cotización, si toma recursos pueden quitarle muchas de las semanas de cotización. El trabajador queda desprotegido. Yo propondría crear un seguro adicional para el desempleo. Mediante una aportación del trabajador y otra del patrón se cubriría. En caso de que el trabajador perdiera su empleo podría disponer de esos recursos mientras esté desempleado, sin afectar las semanas de cotización que tiene para obtener su pensión de retiro. Para mí sería una propuesta maravillosa.

Santiago Villanueva (5 of 15)

La voluntad es un valor fundamental en la vida de un ser humano y en la vida de un país. Si no hay voluntad, no hay acuerdos. Si no hay voluntad, no hay entendimiento. La voluntad es llegar a un punto de equilibrio entre dos personas o más.

¿Qué beneficios le ha brindado a la gente su práctica profesional con el IMSS y el INFONAVIT?
Fíjate que he podido desarrollar muy buenas relaciones con personal del IMSS, gracias a que los clientes que manejamos en la Firma cumplen muy bien, pagan las cuotas en tiempo y forma, registran correctamente a sus trabajadores, les proporcionan asistencia y orientación para que se acerquen al Seguro Social y los beneficios que hemos dado son resultados favorables, acercamiento, constante comunicación con las autoridades y también, defenderlos. Como Despacho nos gusta asesorar a un cliente de manera integral y le decimos objetivamente si es posible llevar una defensa, si no lo es, qué alternativa le damos para solucionar el asunto y brindarle la tranquilidad de que pueda tener las herramientas y los elementos para poder sentarse con gente del Instituto o promover un litigio ante un Tribunal y hacer valer sus derechos. Eso es lo que brindamos y ésa es la satisfacción que, como asociado, esta Firma importante me ha dado en mi vida profesional.

¿Cómo entiende usted la voluntad y cómo la relaciona con su vida profesional?
La voluntad es un valor fundamental en la vida de un ser humano y de un país. Si no hay voluntad, no hay acuerdos. Si la tienes, vas a hacer las cosas bien, es un punto de equilibrio. Si no la tienes y no quieres adaptarte a los cambios no vas a avanzar. Para mí la voluntad es un valor que permite caminar hacia delante, llegar a un punto de coincidencia en tu vida personal, empresarial y profesional. Siempre que haya buena voluntad, vas a tener éxito.

Usted ha sido profesor de derecho en diversas instituciones académicas, ¿cómo ha sido su experiencia como docente?
Maravillosa. Es muy grato compartir la experiencia, los conocimientos que has adquirido. No es tanto enseñar o educar, porque la educación inicia en casa, en la universidad compartes los conocimientos, contagias a los alumnos de lo que has aprendido y para mí ha sido muy grato. He impartido las materias de Derecho de la Seguridad Social y Derecho fiscal en la Universidad La Salle y Derecho Procesal Fiscal en la UNITEC.

Como las materias que impartí se cursaban en los últimos semestres de la carrera, los alumnos ya estaban convencidos de estudiar esta carrera y muchos incluso trabajaban y estudiaban. Ser docente es compartir experiencias profesionales y conocimiento porque si no tienes expertise y tampoco estás convencido de la materia que impartes no vas a contagiar esa pasión a tus alumnos. Debes estar convencido de que te gusta la docencia, convencido de lo que estás compartiendo y de que vas a inculcarle ese gusto a los alumnos. Ése es el punto.

¿Qué profesores recuerda usted con mayor admiración y por qué?
En la Universidad, recuerdo con mucho cariño a Jorge Vargas Morgado, él me impartió la cátedra de derecho administrativo y de él aprendí la pasión por la enseñanza y la formación; no sólo se limitaba a explicarnos, sino que exponía casos prácticos, y nos contagiaba la forma en que los resolvía. Además, fue sinodal en mi examen profesional, es un profesor que admiro mucho.

En Basham, el Licenciado Gil Zenteno me ha formado profesionalmente como abogado, además de tener una muy buena amistad durante más de 20 años, fui su pasante, ahora soy abogado del área de Seguridad Social, de la que es socio responsable. Él me ha enseñado mucho del compromiso, de la pasión, la atención, de saber compartir, de saber ayudar a la gente, a nuestros clientes, de entregar calidad en el servicio. Trabajar en Basham, Ringe y Correa, S.C. es tener pasión, responsabilidad, disposición, entre otras cosas. No sabemos en qué momento requerimos un abogado y una de nuestras características es que cuando nos busca el cliente estamos disponibles.

¿Qué consejo relacionado con su práctica profesional le hubiera gustado recibir en sus años en formación?
Es una buena pregunta y muy difícil de contestar. No es queja (se ríe), me hubiera gustado que me hubieran aconsejado que hay que saber mediar ambas cosas, la escuela y el estudio, ser pasante no es fácil, es una carrera de mucho sacrificio y no recibes consejos, allí es “voy a empezar a trabajar y empiezas con mucha ilusión y tengo examen mañana, y tengo clases y tengo mañana que ir al tribunal”.

¿Algo más que quiera compartir con nosotros?
Agradecerles la oportunidad de esta entrevista, es una revista muy importante, he colaborado varias veces y es muy satisfactorio compartir estas pocas experiencias con ustedes para que puedan difundirlas con sus lectores, y muy contentos de recibirlos en ésta su casa. 

Deja un comentario