ENTREVISTA A CECILIA CURIEL PIÑA, SOCIA DE SOLCARGO. LA ALEGRÍA COMO ENERGÍA RENOVABLE PARA EL ÁMBITO PROFESIONAL

por Capitel
fotografías de Munir Hamdan

EN ESTA CONVERSACIÓN, CECILIA CURIEL PIÑA, EXPERTA EN ENERGÍA, PETRÓLEO Y GAS EN MÉXICO Y SOCIA DEL DESPACHO DE ABOGADOS SOLCARGO, NOS INVITA A REFLEXIONAR SOBRE LA IMPORTANCIA DE DESARROLLAR LA INTELIGENCIA EMOCIONAL EN EL ÁMBITO PROFESIONAL CON EL FIN DE LOGRAR UN DESEMPEÑO MEJOR Y MÁS SANO.

Cuéntenos un poco sobre su recorrido académico, ¿por qué decidió estudiar derecho?, ¿cómo fue su experiencia como estudiante de maestría en la Universidad de Boston?
Decidí estudiar derecho porque mi hermano, que es un año mayor, comenzó la licenciatura y me platicaba lo increíble que era la carrera. A raíz de eso, empecé a investigar un poco más y no pude resistirme. No tengo ninguna duda de que fue la licenciatura que debía estudiar, disfruto mucho ser abogada.

El tiempo que estudié la maestría en la Universidad de Boston lo describo como uno de los mejores años de mi vida. Aprendí muchísimo sobre el derecho energético y el derecho estadounidense. La Universidad de Boston es una gran institución, con profesores y alumnos muy valiosos. Además, hice grandes amigos de varias partes del mundo, con los que sigo en contacto.

untitled shoot-032-3 copy

¿Imaginas un día en tu vida sin electricidad, gas o gasolina?

¿Cómo inició su trayectoria en SOLCARGO y qué significa para usted haber sido nombrada socia del despacho a principios de este año?
Regresé de la maestría en 2016 y en junio de ese año me contactó un headhunter y me comentó sobre la oportunidad de encabezar el área de energía en SOLCARGO. Tuve varias entrevistas con todos los socios y me enamoré de la firma, de sus ideales y proyectos. Después de eso, decidí que era el despacho en el que quería trabajar y convertirme en socia.

Significa muchísimo, es el proyecto que me planteé desde que entré a SOLCARGO y me siento muy contenta de haberlo logrado tres años después.

Sabemos que usted es una de las expertas más reconocidas en energía, petróleo y gas en México, ¿puede platicarnos, a grandes rasgos, sobre la importancia de este sector, su impacto en nuestra vida cotidiana y sus principales responsabilidades?
A esta pregunta me gustaría responder con una pregunta, ¿imaginas un día en tu vida sin electricidad, gas o gasolina? Así de importante es esta materia en nuestra vida cotidiana. Como abogada, mi responsabilidad es que las transacciones relacionadas con estos recursos se lleven de la forma correcta, que estén debidamente documentadas y que nuestros clientes obtengan los beneficios que esperan, o mayores.

La alegría es algo que me gusta mucho transmitir en el ámbito profesional, eso mejora las relaciones con todo el equipo de SOLCARGO, así como con los clientes.

¿En qué consiste su trabajo como abogada para el desarrollo de proyectos energéticos en México? ¿Cómo es un día laboral para usted?
Lo primero es entrar en contacto con el cliente que tiene el proyecto a desarrollar, preferiblemente en una reunión presencial, pero si no es posible lo hacemos por teléfono o videollamada. En esa reunión nos explican la idea que traen en mente.

Lo siguiente es ofrecer los servicios de la firma para que el cliente pueda llevar a cabo dicho proyecto, puede ser desde ayudarlo a encontrar la estrategia más conveniente, conseguir los permisos y autorizaciones que requiere el proyecto, redactar y negociar los contratos con los prestadores de servicios que van a participar, así como los contratos con los compradores de productos (por ejemplo: energía eléctrica) y realizar consultas a las autoridades que correspondan (por ejemplo: la Comisión Reguladora de Energía).

¿Qué implicaciones tiene el uso de la energía eléctrica por fuentes renovables y convencionales? ¿Cómo ayuda esto a mejorar la situación social en nuestro país?
El uso de energías renovables implica un reto muy importante para un país como México. La mayoría de las fuentes de energías renovables son intermitentes, es decir, hay momentos en el mismo día que inyectan mucha energía eléctrica a la red y otros en los que no se inyecta nada. Por ejemplo, si en la mañana hay viento la central eólica inyectará mucha energía, pero si en la tarde no lo hay, dicha central no lo hará. Son factores de la naturaleza que no se pueden controlar ni planear.

Aunado a lo anterior, las líneas de transmisión en México son muy antiguas y no han recibido el mantenimiento que requieren. Por lo tanto, no tienen la capacidad de transportar la energía que resulta de las fuentes renovables.

Por otro lado, las fuentes convencionales son estables. El CENACE, como ente controlador del sistema eléctrico nacional, puede instruir al operador de una central eléctrica convencional que aumente o reduzca su inyección de energía a la red. En función de la tecnología de la central no será tan difícil cumplir con las indicaciones del CENACE.

Esta edición de Capitel está dedicada a pensar sobre las emociones desde distintas perspectivas, ¿qué son para usted las emociones?
Reacciones que experimentamos ante determinadas situaciones. Por lo general, según nuestras experiencias de vida estas reacciones se van adaptando.

¿Puede decirnos qué relación tienen las emociones con su trabajo profesional?
Mucha, es algo que me propongo trabajar y mejorar todos los días. Por ejemplo, la inteligencia emocional que debo tener ante ciertas situaciones diarias, que he tenido que aprender a manejar como he ido creciendo y madurando. La alegría es algo que me gusta mucho transmitir en el ámbito profesional, mejora las relaciones con todo el equipo de SOLCARGO, así como con los clientes.

¿Cuáles son los desafíos y oportunidades actuales del sector energético en nuestro país?
El desafío más importante en nuestro país es que la administración actual siga permitiendo la existencia de inversión privada en el sector energético. En mi opinión, estas inversiones han traído grandes beneficios a México y en específico a la industria energética.

Las oportunidades son muy grandes, México tiene magníficos recursos que pueden ser explotados, sin embargo, el gobierno no tiene los recursos económicos para hacerlo. Para ello, lo recomendable es permitir que los particulares lo hagan.

¿De qué manera la comunidad de Universidad Humanitas puede participar para generalizar el uso de energías limpias?
Dando información confiable a sus lectores. Por ejemplo, actualmente existen muchas formas en que los particulares podemos instalar paneles solares en nuestros techos y con eso generar la electricidad que consumimos en nuestra casa. Si tenemos un sobrante de energía, podemos entregarla a la CFE (en específico, a su empresa productiva subsidiaria, denominada Suministro Básico) y obtener un beneficio por dicha energía excedente.

Además, la Comisión Reguladora de Energía está por publicar un acuerdo para regular el esquema colectivo de generación. Con este acuerdo, por ejemplo, varios habitantes de un fraccionamiento podrán instalar paneles solares y en conjunto asumir el costo, y en función de su inversión será la energía eléctrica que la central les asignará para consumo. Con esto se aprovechan economías de escala en la inversión de energías renovables entre los particulares. 

Deja un comentario

error: Contenido protegido !!