ENTREVISTA A ALEXEI COSÍO. EL RING FRANCÉS PARA PERROS: UN DEPORTE DE CONCENTRACIÓN, PASIÓN Y CONFIANZA.

por Andrea Bravo
fotografías de Dora Lazcano

EL ADIESTRAMIENTO CANINO ES UNA DISCIPLINA QUE LLEGÓ A NUESTRO PAÍS HACE MÁS DE TREINTA AÑOS Y NO HA DEJADO DE EXPANDIRSE Y FORTALECERSE. VALE LA PENA EXAMINARLA A FONDO PARA DESCUBRIR QUÉ DIÁLOGOS Y ANALOGÍAS HAY ENTRE ELLA Y LA EDUCACIÓN ACADÉMICA.

Alexei Cosío es un enamorado de los animales, gesto que se refleja en la pasión con la que habla sobre sus seis perros y su claro compromiso con ellos. Actuario de profesión, serio aficionado al Ring francés y fanático del Pastor belga Malinois, ha colaborado en diversas escuelas de adiestramiento canino enfocadas a diferentes disciplinas y participado en gran número de competencias de este deporte.

En nuestra charla, Alexei compartió sus impresiones sobre el Ring Francés y las cualidades que encuentra en él para la formación no sólo del perro sino también de las personas involucradas.

¿En qué consiste el Ring francés? ¿Puede definirse como un adiestramiento, un deporte o un concurso?
Creo que es un poco de los tres, tanto para el perro como para los humanos. Es adiestramiento porque exploras conductas y educas comportamientos; es un deporte, porque requiere de disciplina, capacidades físicas y mentales que se entrenan; y es un concurso porque se evalúa el trabajo y la calidad del ejercicio. El Ring francés nace como adiestramiento para perros de trabajo y se populariza porque se utiliza para perros policía y de defensa personal; entre otras actividades.

La mayoría de la gente que no conoce la disciplina o no está involucrada con un animal, no comprende este deporte porque se queda en la apariencia y en muchos casos les parece agresividad o maltrato al animal. En realidad, es lo contrario. El perro llega a hacer tan buena mancuerna contigo que tus miedos, frustraciones y traumas se los puedes transmitir. Entonces aprendes a controlarte y no a tratarlo con abuso ni con permisividad.

¿Qué características debe tener un perro para participar en esta actividad?
El deporte no está cerrado a razas sino a determinadas cualidades físicas y de carácter: un Gran danés no puede hacer esto porque se lastima. Se necesitan perros ágiles, equilibrados e inteligentes. Sin embargo, hay otros formatos, como las exhibiciones en que puedes meter a cualquier perro.

Para mí este deporte es maravilloso porque creas un bienestar psicológico y físico en el perro. Al contrario de los criadores de belleza, aquí se cuida que el perro tenga estabilidad y un estado óptimo de salud y carácter, lo que importa es que el perro sea sano y tenga capacidad física y mental.

¿Cómo se trabajan y evalúan las cualidades en los perros que participan?
Escoges un perro equilibrado, con carácter para enfrentar obstáculos y que sea sociable. Después, desde cachorrito, trabajas para desarrollar estas cualidades. En México tenemos la costumbre de levantar la mano para asustar a un perro, sin embargo, no está bien porque lo puedes traumar y puede fallar en el Ring. Lo básico es trabajar con refuerzos positivos desde pequeño, estimular los comportamientos y evitar regaños innecesarios.

¿Qué precauciones y cuidados físicos se deben considerar para que un perro se desarrolle en el deporte?
Lo básico es la alimentación y el ejercicio. En competencia, el cuidado psicológico es muy estricto. Por ejemplo, en los certámenes, se evalúa no sólo al perro y al manejador, también al hombre de ataque por su forma de cuidar al animal; por ejemplo, en un ataque frontal éste no debe brincar al perro, porque si falla, puede lastimarlo y si esto sucediera, el hombre sería descalificado. Es preciso que el hombre de ataque tenga la capacidad mental de enfrentarse al perro y éste, de superarlo y aventarse.

¿Cómo se trabaja para que el perro mantenga esa concentración, no pierda el objetivo y no se distraiga?
Desde pequeño refuerzas en el cachorro este tipo de comportamientos mediante distintas estrategias, por ejemplo, con premios o con un clicker. Es difícil lograr que un perro no se distraiga, sin embargo, cuando consigues que para él sea una pasión y que sepa que compartes su objetivo como equipo, lo vas a lograr. Cuando gané el primer lugar nacional del Ring francés nivel II, el secreto estuvo en que mi perro sabía que era parte de mi familia y sentía el cariño recíproco que hay detrás. Cuando logras esa mancuerna, puedes alcanzar lo que quieras.

¿Cuál es la importancia de la formación canina en el contexto contemporáneo?
La educación de los perros progresa. En los ochenta se promovía que el perro fuera colérico, con el tiempo, se han ido descubriendo métodos más efectivos, como hacer al perro más sociable. Por ejemplo, en la primera prueba para determinar si un perro es apto para competir, se evalúa la socialización: le das la correa a otra persona y no debe tener problemas para pasearlo y acariciarlo. El perro debe ser manejable, mientras que antes, si tu perro era agresivo no importaba.

Desde su experiencia, ¿qué diferencias encuentra entre la idea de adiestramiento y la de educación? ¿Se puede hacer alguna analogía entre este tipo de entrenamiento y la educación académica?
Van de la mano: educas al perro mientras lo adiestras. Lo adiestras porque lo condicionas a tener una fortaleza mental y a seguir una rutina, pero lo educas porque nada se puede alcanzar sin educación; lo preparas a concentrarse, ser fuerte mentalmente, enfrentar los miedos, estar atento y ser equilibrado.

Creo que la psicología aplica tanto para el perro como para el humano. Si tienes un refuerzo positivo, tú solo vas a alcanzar la perseverancia, la disciplina y te vas a educar a hacerlo por gusto y no por imposición.

¿Cómo pueden dialogar la pedagogía y el adiestramiento canino?
Aunque el ser humano es más complejo, el impulso es el mismo y se traduce de la misma forma: sentimientos, motivación y pasiones. Yo creo que tanto a un niño como a un animal se les motiva al encauzar sus pasiones.

¿Algo más que quiera compartir?
Un perro es una gran responsabilidad. Hay que darle atención, seguridad y buena alimentación. Crear vínculos afectivos con él es la mejor manera de lograr un buen desempeño en esta actividad.

Si tienes un refuerzo positivo, tú solo vas a alcanzar la perseverancia, la disciplina y te vas a educar a hacerlo por gusto y no por imposición .

lazcano alexei2
lazcano alexei4
lazcano alexei1

Andrea Bravo es coordinadora editorial de Capitel, actualmente estudia un posgrado en sociología del diseño en la Universidad de Buenos Aires.

Deja un comentario

error: Contenido protegido !!