loewenzahn_color-130518-00610

EL PODER

por Andrés Johnson Islas

.

Reflexionar sobre las funciones de un líder en la actualidad a diferencia del papel de un jefe, es uno de los temas esenciales que explora este escrito, estimulando el sentido de la conciencia en aquellos que encabezan organizaciones, dependencias o países.

.

.

“Un gran poder conlleva una gran responsabilidad”.
Franklin D. Roosevelt

Se busca un héroe…

Un tema complicado de cumplir si nos apegamos a los valores y conductas como: la justicia, la equidad, el respeto, la empatía, la honestidad, la benevolencia y la congruencia.

Lo ideal, un líder y no “el jefe”. Gran responsabilidad para las personas que están al frente de una organización, dependencia o país, los representantes deben estar conscientes de la influencia que tiene su conducta en su entorno y sociedad. La mayoría de las veces la gente pierde piso y se cree superior en muchos aspectos, olvida su pasado, sus valores y no dimensionan el daño que ocasionan a otras personas, familias y sociedades por buscar su propio beneficio. Este líder debe aprovechar la oportunidad de influir en los demás por medio de valores y buscar un bien común, inclusive pensar en que su acción pueda incidir a varias generaciones.

Hemos visto cómo jefes de estado con liderazgo negativo afectan vidas y generaciones por el capricho de una idea en su cabeza, como el caso de Hitler, que perjudicó a millones de vidas y generaciones y acarreó el colapso del país: “su gran error el odio y la superioridad ciega”. Otro caso es el socialismo de Fidel Castro y Hugo Chávez, que buscaron el poder promoviendo igualdad falsa e injusta, mediocridad y mentiras. El resultado fue un país en una ruina que sufrirá décadas o siglos.

"[…] los representantes deben estar conscientes de la influencia que tiene su conducta en su entorno y sociedad".

Un caso ejemplar de liderazgo positivo fue el de John Edgar Hoover, lideró por 37 años el FBI, formó y diseñó todo el sistema de inteligencia con una conducta ejemplar e impulsó los medios de comunicación para promover el bien en la sociedad, en especial que los niños buscaran ideales en los agentes y no en los delincuentes, ya que algunos veían a estos últimos como héroes. Hoy se presenta un tema parecido en México donde gran parte de la población, por medio de la televisión y canciones, admira esas conductas sin darse cuenta del daño que tiene en la sociedad. Reitero, todo parte de liderazgos y valores que aceptamos en nuestras vidas para poderlos reflejar en nuestro entorno.

Hoy en día afortunadamente existen organizaciones mundiales como la ONU, el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, entre otras , que por medio de lineamientos universales buscan el bien común, gracias a los líderes que ayudaron a crear estas instituciones y con la apertura de muchos representantes de diversos países, se ha logrado mejorar la calidad de vida de millones de personas.

Y tú, ¿qué haces para influir?

Atte. Tu conciencia.

Andrés Johnson Islas es Director General de Universidad Humanitas.

© Wolf Ademeit. wolfademeit.de.

1 comment

  1. Patricia Mazun 24 septiembre, 2016 at 20:13 Responder

    Cierto el tema del lider, todo es conductual del habitad que esta a su disposición y entorno, si no existe comunicación y conviencia cercana no se lleva a progreso. El jefe es observador y es la imagen de las necesidades de los individuos a su disposición.

Deja un comentario