EL AMOR EN LOS TIEMPOS DE REDES SOCIALES

Azul Portillo, De la serie Some Girls (Algunas chicas), 2015. Cortesía de la artista.

por Ignacio Castellanos

EN LA ERA DIGITAL, EL CORTEJO Y LAS RELACIONES ROMÁNTICAS HAN TOMADO NUEVAS FORMAS DE ESTABLECERSE Y MANIFESTARSE QUE VALE LA PENA ANALIZAR PARA NO PERDER DE VISTA LO QUE REALMENTE IMPORTA.

La actitud que tenemos ante las demás personas y los impulsos sociales con los que nos regimos se han generalizado y el amor no se ha salvado de ellos, porque como buen reflejo de nosotros mismos, es un sentimiento caprichoso e incluso egoísta, que ha evolucionado junto con los seres humanos.

Así como la ciencia nos asombra con sus descubrimientos diarios, resulta extraordinario observar cómo el ser humano se encuentra inconscientemente inmerso en las herramientas que la tecnología le da para socializar, al grado que levantar la mano y voltear a ver una notificación en el teléfono es una acción completamente cotidiana.

La facilidad o dificultad con la que encontramos pareja en la actualidad no es muy distinta a la de otros momentos de la historia; los seres humanos nos hemos apropiado de métodos culturales específicos en los procesos de cortejo que pueden o no dar resultado. En pleno siglo XXI, en que la tecnología permea múltiples disciplinas, el proceso de enamoramiento no se ha quedado atrás.

En los noventa se creó match.com y mucho ha cambiado desde que este pionero en los sitios de búsqueda social empezó a unir parejas por internet. Hoy en día tenemos miles de aplicaciones móviles que si bien pueden hacer el mismo trabajo, siempre existirán aquellas que se conviertan en las más populares entre los consumidores.

En pleno siglo XXI, en que la tecnología permea múltiples disciplinas, el proceso de enamoramiento no se ha quedado atrás.

Uno de los aspectos más polémicos que ha surgido con la creación de estas herramientas ha sido la seguridad. Si consideramos que cerca de cuatro de cada diez usuarios de estas redes son mujeres, estos sitios han sido intervenidos por bandas de trata de personas para utilizarlos como plataformas. Por eso, es necesario emplear herramientas con mayor nivel de seguridad, como lo ha hecho la comunidad homosexual, que ha optado por utilizar aplicaciones que los conecten entre ellos, a fin de crear un ambiente seguro en todo aspecto: político, social, legal y personal. Por esto, la polémica entre los que apoyan su uso y quienes lo desaprueban se ha convertido en un tema consistente.

No debemos perder de vista que nuestra privacidad y localización están en juego desde el momento en que nos registramos para “deslizar hacia la derecha”. La seguridad de los consumidores está constantemente bajo amenaza y, al utilizar cualquier tipo de redes sociales, debemos ser cuidadosos con lo que compartimos: fotos, videos, ideas y demás cosas. La más mínima publicación puede ser utilizada por herramientas de automatización y machine learning para compilar datos personales con la finalidad de conectar a dos personas según sus gustos.

Es cierto que el avance tecnológico puede llegar a cambiar de manera radical nuestra forma de socializar. No debería sorprendernos que en el futuro estemos en nuestro sillón conectados a un aparato de realidad virtual y queramos comprarle un trago con una criptomoneda a otro usuario que acabamos de conocer en línea. ¿Debemos preocuparnos por la incertidumbre de los experimentos sociales que surjan con la tecnología o dejarnos llevar por la corriente de las redes sociales en medio de tanto y nada?

Azul Portillo es una diseñadora y artista visual argentina que vive y trabaja en La Plata. Sus ilustraciones, con trazos ingenuos, nostálgicos y a la vez subversivos, exploran la vida íntima y la cultura popular de los jóvenes en el contexto contemporáneo. Instagram: @azulportillo / azulportillo.tumblr.com

Ignacio Castellanos es administrador multidisciplinario de tecnologías de la información con experiencia técnica y de gestión Apple Certified Macintosh Technician. Apasionado por la tecnología, la lectura y la filosofía.

Deja un comentario

error: Contenido protegido !!