mente2

EDUCACIÓN GENÉTICA

escritos y fotografía de Sofía Emiána

¿ES POSIBLE DESAFIAR LA BIOLOGÍA Y REEDUCAR NUESTRAS CÉLULAS? ESTUDIOS RECIENTES SOBRE LA CONEXIÓN ENTRE CUERPO Y MENTE DEMUESTRAN QUE UNA PROGRAMACIÓN ADECUADA DE NUESTRO CEREBRO PUEDE AYUDARNOS A LOGRARLO.

“Los genes por sí solos no marcan nuestro destino. Influencias dentro del medio ambiente, nutrición, estrés y las emociones, pueden modificar nuestra genética.” 

Bruce H. Lipton

Durante décadas se pensaba que la genética determinaba nuestra manera de ser, así como posibles enfermedades físicas y mentales. La ciencia afirmaba, y en ocasiones lo sigue haciendo, que era inevitable que organismos con cierto tipo de información hereditaria se enfermen. Sin embargo, nuevos estudios afirman que no es el caso.

En su libro La biología de la creencia, Bruce H. Lipton, mediante un punto de vista científico, demuestra cómo agentes externos, creencias y pensamientos son capaces de educar nuestra genética y modificarla para bien o para mal.

 

“El cerebro, no nuestros genes, es el órgano responsable de controlar y coordinar la fisiología y la conducta de un organismo.”

Bruce H. Lipton

mente

Una buena alimentación y el cuidado del cuerpo son una pequeña parte de lo necesario para reeducar nuestras células. En su libro resalta que el cerebro es lo más importante, ya que es ahí donde surge la posibilidad de un gran cambio.

Aunque la medicina ha intentado separar el cuerpo de la mente, ahora sabemos que no es así. Es decir, nuestros pensamientos y creencias determinarán si nuestro cuerpo enferma y lo que logremos en esta vida.

Somos maestros de nuestro propio destino, futuro y de nuestro cuerpo en cuanto a salud y estética superficial, así como en la memoria celular y genética.

“Cuando proveemos a nuestras células de un ambiente sano, prosperan. Mientras que, dentro de un ambiente tóxico e inadecuado, ellas desfallecen.”

Bruce H. Lipton

Esto suena bastante lógico, tal vez la mayoría ya lo sabemos, pero ¿realmente lo llevamos a la práctica? Enseñar nuevos caminos a nuestras células parece ser algo simple. Olvidarnos por completo de la idea de que nuestra genética es tan determinante y limitante parece liberador, ahora podemos tomar el control de nuestra vida y ser responsables de lo que ocurre en ella.

“En lugar de ser ‘víctimas’ seremos co-creadores de nuestro propio destino.”

Bruce H. Lipton

Sofía Emiána es editora de la sección Mandala de Capitel. Síguela en Instagram como @sofiaemiana. 

Deja un comentario

error: Contenido protegido !!