CUERPOS DE HISTORIAS: LAS ESCULTURAS DE JOSÉ DÁVILA EN NOT ALL THOSE WHO WANDER ARE LOST

Todas las imágenes: teamLab, Vistas de exposición en el Mori Building Digital Art Museum: teamLab Borderless, 2018. Odaiba, Tokio. Cortesía de © teamLab. El colectivo teamLab es representado por Pace Gallery a nivel internacional. teamlab.art

por Alexandra Victoria Alvarez

LAS ESCULTURAS TOTÉMICAS DEL ARTISTA MEXICANO JOSÉ DÁVILA QUE SE EXHIBEN EN MADRID FESTEJAN LA DIVERSIDAD Y NOS RECUERDAN LA IMPORTANCIA DEL BALANCE INTERIOR PARA GENERAR RELACIONES EXTERNAS ARMONIOSAS.

Desde el nacimiento de la revolución tecnológica, el zeitgeist de la sociedad se ha abierto desde el fenómeno colectivo para enfocarse en la experiencia individual del usuario. No importa cuántas veces elimines tu historial, cada búsqueda en Google, cada sitio visitado, cada segundo empleado en leer un artículo, probablemente será recordado y tendrá consecuencias en búsquedas futuras. Cada miembro de la sociedad que haya tenido contacto con alguna red wifi camina por la vida con una huella digital; aunque hayamos borrado su existencia, está encriptado en algún lugar. Algunas compañías de tecnología se benefician de nuestros historiales para crear una experiencia de usuario específica.

Las propiedades del individualismo se han convertido en información cuantificable de entidades conocidas como Data blocks. Estos últimos son una caja organizada de algoritmos, códigos, gustos e intereses, creada y borrada sobre historiales previos, como un palimpsesto.

El reciclaje de papel no es un fenómeno moderno que se desarrolló junto con las apps y las tabletas. En los inicios de la imprenta, cuando crear el papel era algo laborioso y costoso de producir, los fabricantes de manuscritos medievales, en realidad reciclaban papel impreso, grabado o dibujado, eliminando marcas previas para dar paso a nuevo texto. Un palimpsesto es algo reutilizado o alterado en lo cual aún se pueden apreciar las marcas visibles de su forma anterior. Ser una persona en 2018 significa moverse en un espacio de historias acumuladas, muy similar a los objetos encontrados en las esculturas de Jose Dávila; las experiencias de las personas son ahora bloques de carácter en tótems de historiales apilados.

not-all-those-who-wander-are-lost-40

Para su exhibición en el Real Jardín Botánico de Madrid organizada por Travesía Cuatro, José Dávila ensambló múltiples rendiciones de sus esculturas totémicas. La exhibición Not All Those Who Wander Are Lost (No todos los que deambulan están perdidos) es una meditación sobre columnas y su función como un objeto utilitario, decorativo y como una antigua y tribal representación de la asunción. Las esculturas llenan el espacio como lo haría una audiencia, a partir de una sensación corpórea. Las esculturas corporales dan cara al ventanal como lo harían los viajeros de la ciudad ante el arribo del metro. Esparcidas por el espacio, las piezas se posan en armonía con Los burgueses de Calais de Rodin, sólidas e inquebrantables, con movimiento formativo y energía. Dávila las construye a partir de un alineamiento de objetos que va de bloques geométricos de concreto a piedras imperfectas, cascajo, madera, acrílico, esculturas cerámicas y delicadas orbes metálicas. Estos objetos reciclados se apilan delicadamente entre ellos, en función del balance y la composición de lo que vino antes de ellos.

Lo que la escultura de Dávila ilustra se encuentra en armoniosa relación entre los objetos, en una colectiva individualidad para mantener balance y tener la posibilidad de ascender. No existe aún un modelo para encontrar amor en esta era de citas modernas y tecnológicas. El romance se ha complicado por el endurecimiento del individuo. ¿Cómo debemos estar en relaciones con los cuerpos de otros historiales apilados?

La similitud en la forma y la variación del cuerpo es lo que todos los humanos comparten, y todavía es una forma de relacionarnos. Los tótems de Dávila, aunque usa diferentes algoritmos para la composición y los combina con diferentes métricas, cuando se juntan en el jardín son distintivamente del mismo tipo. Se comunican y se apoyan entre sí por medio de un cálculo previo de sí mismos. Las esculturas hechas de diferentes partes, encuentran cohesión no en simple forma o composición, sino de forma tal que se autoconservan para tener armonía en el espacio.

Dicen que para ser amado por alguien más, debes amarte a ti mismo. Las esculturas de Dávila en Not All Those Who Wander Are Lost resuenan por el palimpsesto individual, o tótem. Para coexistir con otros debe tener un sentido interior de balance entre sus partes móviles e intentar moverse hacia arriba. Con el fin de encontrar relaciones armoniosas con otras personas en los días en que tenemos acceso a explorar el mundo con el toque de nuestros dedos, debemos mantener el equilibrio de todas nuestras experiencias y recordar, a pesar de la tensión de mantenernos erguidos.

not-all-those-who-wander-are-lost-37

[…] una exquisita transgresión de los límites de lo que tradicionalmente entendemos como arte.

not-all-those-who-wander-are-lost-31

Alexandra Victoria Alvarez es una escritora y artista basada en la Ciudad de México. Nacida en San Antonio, Texas, es graduada de la Universidad de Wesleyan. Actualmente trabaja en la galería OMR. alexandraalvarez.com / Instagram: @a.v.a

Deja un comentario