CARTELERA AUDITORIO NACIONAL

LA AUDIENCIA EN EL LUNARIO DEL AUDITORIO NACIONAL EN PROYECCIÓN DESDE EL NATIONAL THEATRE DE LONDRES

por Carlos O. Noriega

EL PASADO SEPTIEMBRE SE CELEBRARON DIEZ AÑOS DEL PROGRAMA DE PROYECCIONES DEL NATIONAL THEATRE LIVE EN EL LUNARIO DEL AUDITORIO NACIONAL CON LA OBRA DE TEATRO LA AUDIENCIA PROTAGONIZADA POR HELEN MIRREN.

Nos abren las puertas del Palacio de Buckingham para revelar uno de sus secretos: las audiencias que la Reina Isabel II (Helen Mirren) celebra semanalmente con el primer ministro de Inglaterra.

Estamos en 1995, pero la obra recorre las audiencias privadas e históricas que tuvo la reina durante sesenta años, con personalidades célebres de la historia británica, como Winston Churchill (Edward Fox), Anthony Eden (Michael Elwyn), Harold Wilson (Richard McCabe), James Callaghan (David Peart), Margaret Thatcher (Haydn Gwynne), John Major (Paul Ritter), Gordon Brown (Nathaniel Parker) y David Cameron (Rufus Wright).

Cada semana la reina lleva a cabo una audiencia secreta con el primer ministro con la intención de que la actualicen en temas de la agenda nacional.

La sala de audiencias, escenificada por Bob Crowley, es azul, el cielo raso tiene doble altura, cuenta con una chimenea, un buró Chippendale, un juego de sillas amarillas del siglo XIX, columnas, pinturas y un elegante candelabro de cristal jugando con claroscuros que ambientan el lugar.

Ya tuvo lugar la audiencia con John Major y viajamos hacia el pasado, hasta una de las audiencias más esperadas de la obra. Entra Winston Churchill y extiende una reverencia a la reina. Tiene 25 años. Lo invita a sentarse, pero él prefiere quedarse de pie. La conversación gira en torno a temas diversos: desde los antiguos protocolos que exigían que el primer ministro permaneciera de pie durante su audiencia, pasando por temas sobre el desarrollo de armas nucleares, el azúcar, la manteca y la carne, para desembocar en la falta de experiencia que tiene la joven reina para conducir las audiencias con su primer ministro, situación que el viejo Churchill observa y aconseja paternalmente, aunque ella no concuerda con la sugerencia de llevar una suerte de minuta en una libreta. Recientemente falleció su padre, el rey, y su presencia aún permanece en la memoria de la reina.

Resalta el cambio de vestuarios, creados por Bob Crowley, porque el tiempo se concibe en reflejos, recuerdos o reflexiones. Los atuendos, minuciosamente elaborados, sugieren un movimiento del tiempo en relación con las edades de la reina.

Volvemos al futuro, hacia la audiencia de Margaret Thatcher. Desde su entrada en la sala, parece una espigada ejecutiva envuelta en un traje y le extiende una exagerada reverencia a la reina detonando inmediatamente una tensión en el ambiente. Ambas tienen 61 años. Thatcher es una política sobresaliente, a la misma altura de poder que la reina. La atmósfera de rivalidad de la escena se tensa cuando Thatcher menciona una posible difamación publicada en la prensa, según ella, promovida por la reina, quien se defiende negando la indirecta.

Los diálogos, sin embargo, nos alejan de la posible solemnidad que podrían tener los encuentros. Al contrario, las escenas pueden ser extraordinariamente divertidas. Llama la atención la niña (Nell Williams) que cruza desde el fondo del pasillo a oscuras o da vueltas en bicicleta por la sala de audiencias, a veces intercambia posibles opiniones con la reina. Más adelante descubriremos que es ella misma y que en esas reflexiones fuera del tiempo surgen las tribulaciones de la infancia ante las responsabilidades que conlleva su rol de reina. Esta nueva profundidad muestra otra dimensión de la reina, más allá de sus funciones políticas.

La audiencia (The Audience) es una obra escrita por Peter Morgan, dirigida por Stephen Daldry y protagonizada por Helen Mirren. Ganadora de un premio Tony y grabada originalmente en Londres en 2003, la obra fue transmitida el 8 y 9 de septiembre en las pantallas del Lunario del Auditorio Nacional con motivo de la celebración de los diez años de proyecciones del National Theatre Live en el Lunario.

Print

Deja un comentario

error: Contenido protegido !!