BIBLIOTECA DE BINHAI: UNA BIBLIOTECA PARA EL SIGLO XXI

Todas las imágenes: MVRDV, Biblioteca de Binhai en Tianjín, 2017. Cortesía de MVRDV. Fotografía de ©Ossip van Duivenbode. mvrdv.nl

por Karina Izquierdo

HACE TAN SÓLO UNOS MESES, EN LA CIUDAD DE TIANJÍN, AL ESTE DE LA CAPITAL CHINA, EL DESPACHO NEERLANDÉS MVRDV INAUGURÓ LA BIBLIOTECA DE BINHAI. ESTE ESPACIO, TAN CONTROVERTIDO COMO ADMIRADO, PONE EN EVIDENCIA QUE LA ARQUITECTURA RESPONDE A LAS VOLUNTADES DE CADA TIEMPO.

Nuestras ciudades, en constante transformación, son la expresión cultural de una época. Por eso, los valores sociales de un proyecto de nación se ven traducidos en elementos en muchos casos reforzados con estilos arquitectónicos representativos de una ideología de la época. La biblioteca Binhai de Tianjín constituye para algunos, el sueño estético de cualquier amante de los libros. Para poder empezar a analizar los elementos del lenguaje arquitectónico elegido es importante entender el trasfondo, tanto urbano como de política pública, de esta obra, casi como de cualquier otra de esta magnitud en China.

La biblioteca pública fue concebida como parte del megaproyecto del nuevo centro financiero de Binhai en Tianjín, ciudad conceptualizada para ser auxiliar de Beijing dada su cercanía. En consecuencia, en esta zona costera se destina un nuevo centro cultural de 120 mil m2 realizado por los arquitectos alemanes GMP. El centro cultural consiste en cinco edificios que se comunican entre sí por una pasarela de cristal, todos diseñados por un catálogo de arquitectos internacionales, entre ellos, los arquitectos holandeses MVRDV, encargados de la biblioteca. El conjunto cultural busca ser la confluencia entre el centro financiero, las zonas residenciales y las comerciales.

Desde la etapa de concepto hasta su apertura, el proyecto sólo duró tres años, el menor tiempo para MVRDV. Abrió sus puertas al público en octubre de 2017, y gracias a su diseño futurista, ha recibido cerca de 150 mil visitas cada fin de semana, lo que la convierte a su vez en la biblioteca más viral de la historia en las redes sociales. Conocida coloquialmente como “El ojo”, fue intencionalmente conceptualizada para ser un ojo en tres dimensiones. La apertura ovalada en la fachada generada por los louvers permite ver hacia el interior al apreciar la esfera luminosa que representa el iris y las líneas topográficas de las estanterías que van de piso a techo, lo que crea un recorrido orgánico alrededor de la esfera.

El edificio cuenta con 33,700m2 y cinco niveles, la esfera, que para algunos es como una perla preciosa por su estructura independiente y su superficie brillante, funge como auditorio con un aforo de 110 personas. En el primero y en el segundo nivel están las salas de lectura y las de estar. Los otros niveles cuentan con salas de cómputo y audio, salas de reunión, oficinas y dos terrazas de azotea. Las estanterías que hacen el recorrido interior con curvas de distintas aperturas se ven reflejadas en la fachada en una composición lineal, que comunica armónicamente la relación visual entre interior y exterior. Este juego de elementos en distintos planos genera una sensación de movimiento y ligereza acentuada por sus superficies blancas.

Los espacios son lúdicos, las estanterías se convierten en escaleras que pueden servir para sentarse y disfrutar la luminosidad del espacio a diferentes alturas, mientras se interactúa con otros usuarios y proporcionan espacios multifuncionales.

El despacho tuvo que enfrentarse a los retos de trabajar con un volumen y exterior fijo. La biblioteca está diseñada para albergar 1.2 millones de libros, sin embargo, hasta el momento sólo cuenta con 200 mil ejemplares. En el diseño inicial los arquitectos holandeses concibieron un atrio para poder acceder a los libros de las estanterías superiores en el vestíbulo principal. No obstante, debido a un calendario de obra muy apretado, realizado en conjunto con el Instituto de Planeación Urbana y Diseño de Tianjín, el despacho optó por abandonar esa idea. Se entiende que este resultado no era la intención de los arquitectos, como bien lo explican ellos. En este desarrollo la voluntad política de la municipalidad buscaba tener la biblioteca lista lo más pronto posible, como un monumento al conocimiento, para acelerar las inversiones en la zona. A pesar de los retos que conllevan los tiempos de las grandes obras para un gobierno, lograron crear un diseño desafiante con un resultado muy estético; se aportó un nuevo espacio a la comunidad como una sala de estar urbana. No existen muchas bibliotecas grandes en China, y como éste es un espacio público atractivo, además de accesible, pareciera ser parte de una intención política que apunta ideológicamente a la apertura.

En una época en la que cada vez más gente opta por opciones de lectura digitales y frecuenta cada vez menos las bibliotecas, es un acierto que una obra se imponga la tarea de atraer gente de nuevo a las bibliotecas. Pudiera sugerir quizás que estamos ante una transición hacia nuevos atributos arquitectónicos, de repensar el programa tradicional de una biblioteca, de crear nuevos espacios de encuentro y de trabajo mediante el uso de la tecnología. Con esto, las características de estos espacios toman una dimensión distinta a la de las bibliotecas tradicionales. Pasan de ser espacios en los cuales los libros son el principal actor, a ser, como en este caso, casi un ornamento en una suerte de homenaje al libro, en donde ahora el visitante se convierte en el actor principal, en espacios para ver y ser vistos. No obstante, es muy pronto para hablar del éxito o fracaso de la obra, ya que el paso del tiempo revelará la verdadera aportación al lugar, a la comunidad y su legado potencial. Habrá que ver cómo evoluciona y evaluar si estamos ante una posible reinterpretación de la biblioteca en el siglo XXI. 

24_websize_Tianjin_Library_∏Ossip(4)
26b_websize_Tianjin_Library_∏Ossip(2)

Todas las imágenes: MVRDV, Biblioteca de Binhai en Tianjín, 2017. Cortesía de MVRDV. Fotografía de ©Ossip van Duivenbode. mvrdv.nl

[…] su diseño futurista [atrae] a aproximadamente 150 mil visitas cada fin de semana, lo que la convierte en la biblioteca más viral de la historia en las redes sociales.

38b_websize_Tianjin_Library_∏Ossip(4)

[…] ¿estamos ante una transición hacia nuevos atributos arquitectónicos?

10_websize_Tianjin_Library_∏Ossip(6)
40_websize_Tianjin_Library_∏Ossip(3)

Karina Izquierdo es arquitecta por la UNAM, con experiencia internacional en proyectos urbanos y estrategias territoriales, así como consultora en soluciones metropolitanas para la implementación de la Agenda 2030 desde las políticas públicas, desarrollo urbano sostenible y participación ciudadana.

Deja un comentario

error: Contenido protegido !!